Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

ERIK PICKERSGILL

Un fotógrafo elimina móviles y tablets de las fotos para demostrar la adicción que existe

Eliminado (Removed), el proyecto del fotógrafo Erik Pickersgill, demuestra el daño que la hiperconectividad está provocando en nuestras relaciones personales.

@europa_fm | Barcelona  | Actualizado el 16/10/2015 a las 14:13 horas

Que todos estamos enganchados a las tecnologías, y en especial a los smartphones, no es algo nuevo. Sin embargo, las fotos de Erik Pickersgill impactan y mucho.

El fotógrafo ha realizado un proyecto fotográfico titulado Eliminado donde, retirando los teléfonos inteligentes y los dispositivos digitales de las manos de los modelos, demuestra lo absurdo y a la vez preocupante de la situación. Con el avance cada vez mayor de las tecnologías, ya hay casi 3.000 millones de personas conectadas a Internet, y se prevé que en tan sólo 5 años se llegue a los 7.000 millones.

Erik Pickersgill encontró la inspiración en una cafetería de Nueva York, donde una familia sentada en la mesa de al lado del fotógrafo no se decía nada. ¿El por qué de la falta de conversación? Tanto el padre como los hijos tenían un smartphone en la mano, mientras la madre, sin un dispositivo, miraba ausente por la ventana. Ante tal escena, el fotógrafo pensó que debía mostrar que aunque la hiperconectividad puede concebirse como algo relativamente bueno, también está causando mucho daño en nuestras relaciones personales.

Igual Eliminado, el proyecto de Erik, nos sirve a todos para reflexionar, levantar la vista de la pantalla del móvil, y darnos cuenta de lo que nos rodea.