Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

POLÉMICA

El youtuber que besaba sin permiso a desconocidas, condenado a pagar 2.800 euros

El youtuber, Wilson Alfonso, ha declarado esta mañana en un juicio rápido. Cuatro mujeres le han denunciado por besarlas sin su consentimiento y él ha borrado su canal y sus redes sociales. Deberá pagar una multa de 1.890 euros e indemnizar con otros 1.000 a dos de sus víctimas.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 24/03/2017 a las 18:40 horas

Wilson Alfonso, youtuber condenado por abusos sexuales al robar besos a desconocidas

Wilson Alfonso, youtuber condenado por abusos sexuales al robar besos a desconocidas / Redes Sociales

Wilson Alfonso, un youtuber de Oviedo que se dedicaba a robar besos y grabarlos para subir los vídeos a Youtube, ha sido condenado por tres delitos de abusos sexuales y un cuarto en grado de tentativa, por lo que tendrá que pagar una multa de 1.890 euros e indemnizar con otros 1.000 a dos de sus víctimas. La tercera renunció a ser indemnizada.

El joven entró a los juzgados a las 10:30 de la mañana tapado con un gorro y una actitud prepotente. Según su abogada, reconoció los hechos arrepentido y muy nervioso, aunque aún no ha pedido perdón a sus víctimas públicamente. Salió de los juzgados corriendo y cogió un taxi sin prestar declaración ante los medios de comunicación.

Varios colectivos feministas, convocados por el Movimiento Democrático de Mujeres de Asturias, se concentraron ante la puerta del juzgado pero el youtuber salió por la puerta de atrás. A pesar de la carrera, en la parada de taxis fue increpado por la gente que lo estaba esperando con carteles y pancartas.

Wilson, que ya había declarado ante los agentes el pasado miércoles después de que lo localizasen, asumió los hechos, pero dijo que es "mago" y que grabar vídeos por la calle "es su trabajo".

El joven de 24 años, frecuentaba el Campo San Francisco y los entornos del Calatrava con el objetivo de besar a mujeres en la boca y conseguir sus teléfonos. Las engañaba con falsos trucos de magia que grababa en vídeo con la ayuda de un compinche y lo subía a sus redes sociales.

Una de las víctimas a las que Wilson abordó en Oviedo puso una denuncia y contactó con los colectivos feministas, que se movilizaron para localizar a más víctimas animándolas a ir a la policía.

La última chica en denunciar lo hizo el pasado miércoles. La joven, de 18 años y estudiante de segundo de Bachillerato, prestó declaración esta mañana y con ella las otras tres chicas que acudieron a la comisaría. A esta última, la paró en el Campo San Francisco con la excusa de hacerle un truco de magia, para besarla sin su consentimiento. "Me dijo que pusiera las manos boca abajo y que cerrase los ojos un momento, entonces me agarró la cabeza y me dio un pico. Me dio un asco y una repulsión terrible".

Las mujeres no tuvieron que hacer frente al agresor, sólo coincidieron con él unos instantes. Según la última chica que ha denunciado, pensaba que "era un chaval que no pasa de los 13 o 14 años". Se paró a escuchar lo quería decirle el youtuber "porque al ver que iba con un guaje no creí que me fuera a pasar nada". Después de que le robase un beso, la estudiante llamó "de todo" al chaval y se volvió a casa muy nerviosa.

Unas horas más tarde vio en las redes sociales el vídeo que ella misma protagonizaba. "Una amiga mía lo conocía porque se lo había encontrado hace días por la calle y el chaval la paró para darle una tarjeta en la que venía su dirección de Youtube". En esa carta de presentación, el youtuber se publicita: "Suscríbete a la nueva tendencia en Youtube. Wilson Alfonso. Los mejores experimentos sociales".

Esta joven se enteró de que otras tres víctimas lo habían denunciado y decidió hacer lo mismo."Se lo conté a mi madre y ella fue a la comisaría de la Policía Nacional. Además de por mí, lo hago para que eso no le vuelva a pasar a nadie más".

Las "bromas" preferidas de este youtuber son falsos trucos de magia. Le pide a una chica que cierre los ojos y le hace creer que va a hacer desaparecer unas gafas y aprovecha para besarla en la boca o le pide que sujete un billete de cinco euros.

Últimas Noticias