Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

TOCARLAS Y ACARICIARLAS

Boobgasm o cómo tener un orgasmo solo estimulando los pezones femeninos

Según un estudio realizado por Journal of Sexual Medicine, estimular los pezones de la mujer durante el acto sexual podría mejorar, y mucho, su excitación. Es más, muchas mujeres aseguran haber alcanzado el clímax con el simple hecho de estimular sus pechos.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 15/03/2018 a las 11:08 horas

Orgasmo en mujeres heteros

Orgasmo en mujeres heteros / Agencia

Según explica Barry Komisaruk, un neurólogo de la Universidad Rutgers, esto se produce gracias al cerebro:“La estimulación de los pezones activa la misma parte de la corteza sensorial que la estimulación vaginal y del clítoris”, asegura.

En esta ocasión os vamos a presentar algunos truquitos para que podáis experimentar, a través de la estimulación de los pechos femeninos, ese inmenso placer. Tocarlas, acariciarlas, y lamerlas siempre es una buena opción. Mima tus boobs de todas las maneras que se te ocurran y no olvides compartir con tu pareja cuáles son las experiencias que más te gustan.

En primer lugar, pídele a tu pareja que acaricie tus areolas acercándose cada vez un poco más al centro. Si sientes cosquillas o simplemente notas que tus pezones se endurecen, vas por el camino correcto.

“Haz que te tome los senos y utilice sus dedos para gentilmente apretar tus pezones”, recomienda la sexóloga Jill McDevitt. También puedes pedirle que lo haga con los dientes antes de besarlos o lamerlos.

Probando y experimentando puedes conocer la manera de alcanzar un orgasmo aún más intenso. Para ello puedes utilizar lubricante, hielo, un vibrador o incluso pinzas para estimular tus pezones. No obstante, hay que tener en cuenta que todo esto depende en gran parte de la persona y de cómo responda su cuerpo; si tus pechos son demasiado sensibles, y notas que se inflaman o te duelen, no es necesario forzarlo ya que te acabará causando más sufrimiento que placer.

Últimas Noticias