BICAMPEÓN OLÍMPICO

La caída de Gervasio Deferr: de tocar la cima como deportista a su adicción al alcohol y las drogas

Reinó en la gimnasia artística durante más de una década, pero su carrera siempre estuvo marcada por la polémica. Tras más de 10 años alejado del mundo profesional, Gervasio Deferr se verá las caras con Jordi Évole el próximo domingo 27 en Lo de Évole, donde ha hablado de las adicciones a las drogas y el alcohol que catapultaron su caída.

La caída de Gervasio Deferr: de tocar la cima como deportista a la adicción al alcohol y las drogas
La caída de Gervasio Deferr: de tocar la cima como deportista a la adicción al alcohol y las drogas // La Sexta

Europa FM

Madrid 27/02/2022 18:32

Dos oros olímpicos en Sidney 2000 y Atenas 2004 y una plata olímpica en Pekín 2008 avalan a Gervasio Deferr como uno de los mejores gimnastas españoles de la historia. Durante más de una década, demostró soltura en los pabellones convirtiéndose, no solo en uno de los mejores deportistas españoles de la historia, sino en uno de los pocos que puede presumir de ser bicampeón olímpico.

Lo que no se imaginaba el gimnasta español es que acabaría su carrera sumido en el alcoholismo y el consumo de drogas. En 2011, Deferr anunciaba su retirada de la gimnasia profesional y empezaba entonces una caída al vacío que llevaba ya años labrándose en su recorrido deportivo.

El positivo en marihuana que le cambió la vida

Una carrera de luces marcada por las sombras que sumieron al propio Deferr en la sospecha constante de los controles antidopping tras dar positivo en marihuana en el Campeonato de España de 2002. Así se tambaleó por primera vez su brillante carrera.

Esta, sin embargo, no sería la única vez que el gimnasta español se vería cara a cara con su mayor enemigo en la élite: Deferr dio positivo en un control antidopaje por cannabis en la Copa del Mundo en París, algo acabó por arrebatarle la medalla de oro en la modalidad de suelo de esa misma competición y la medalla de plata en suelo del Campeonato Mundial de Debrecen.

"Me llama mi padre y me dice: 'Gervi, ¿es verdad eso? ¿Has dado positivo por cannabis en el Campeonato del Mundo y te han sancionado?'", recordaba el gimnasta en el avance de su entrevista con Jordi Évole. "De repente, todo se rompe, todos me señalan...", explicaba Deffer en su entrevista, en la que se ha sincerado sobre el peor momento de su carrera.

Gervasio Deferr, oro olímpico tras una borrachera

"Quizás eres de los pocos o el único oro olímpico que se ha ganado después de una borrachera...", le preguntaba el presentador de Lo de Évole al deportista, que corroboró esto: "Imagínate, no me acuerdo de cómo me fui a dormir...", confesaba. "¿Tenías miedo en dar positivo por cocaína en el control que tuviste a posteriori?", vuelve a preguntar el entrevistador en este avance, tras el que Deferr responde contundentemente: "Sí".

"¿Cómo lo hacías para no dar...?", dice Évole insistiendo en el tema, mientras que Deferr elude la pregunta y asegura que se planteó tomarse "un tiempo" para desintoxicarse. Y así lo hizo, con la benevolencia de sus entrenadores y su núcleo más cercano: "¿Qué iban a hacer?", se pregunta.

La caída a los infiernos tras su retirada

En enero de 2011, Gervasio Deferr anunció su retirada de la gimnasia profesional, asegurando que no podía "volver a ser campeón": "Después de quince años intentando estar entre los tres mejores del mundo, seguramente podría seguir y clasificarme para los Juegos de Londres, pero no ganar. Un día sí, pero no habitualmente. Y perder me quema el cuerpo. Si no he perdido nunca, no me puedo retirar perdiendo. Sería demasiado doloroso para mí", confesó en un acto de homenaje del Consejo Superior de Deportes (CSD).

Sin embargo, su peor momento aún estaba por llegar pues, tras anunciar su retirada, el propio Gervasio admite que se quedó sin objetivos: “Pasé cuatro años inundado de alcohol y drogas porque no encontraba la razón de nada. Y la única manera de parar mi cabeza era bebiendo", ha desvelado.

Un círculo vicioso del que no ha sido fácil salir y del que ha necesitado más de 10 años para dejar atrás, según explicaba en una entrevista en El Periódico.

Durante su encuentro con Jordi Évole, el deportista ha desvelado algunos de los momentos más duros que vivió, incluso teniendo miedo a morir. "Solo tenía cerca a mis demonios", concluía en el avance.

Te puede interesar