AÑOS DIFÍCILES

Nena Daconte habla de sus problemas con el alcohol: "Empecé con paranoias y me distorsionó la realidad"

La cantante Mai Menenes, más conocida como Nena Daconte, relata lo peor de sus años de ausencia en la música. El alcohol se convirtió en un refugio que la ayudaba a evadirse cuando las inseguridades planeaban sobre ella.

Nena Daconte habla de los sus problemas con el alcohol: "Empecé con paranoias y me distorsionó la realidad"
Nena Daconte habla de los sus problemas con el alcohol: "Empecé con paranoias y me distorsionó la realidad" // GTRES

Europa FM

Madrid 16/06/2022 14:34

Este 2022 ha sido el año del regreso de Nena Daconte a la música.

Mai Meneses es la artista detrás del nombre con el que bautizó el dúo que le dio la fama. Junto a su expareja sentimental Jim Fanlo experimentó en 2005 el grandísimo y repentino éxito que cosecharon temas como Tenía tanto que darte o En que estrella estará. Tres años antes, en 2002, salía como primera expulsada de Operación Triunfo. Fue la edición que coronó ganador a Manuel Carrasco.

Entre 2005 y 2010 la cantante vivió en sus propias carnes lo mejor y lo peor de la fama. Sus temas sonaban en radios, chiringuitos e incluso puso banda sonora a la Vuelta Ciclista a España. Con el cambio de década comenzaron los problemas y la banda se separó. Después de un enfrentamiento en los tribunales por el uso del nombre Nena Daconte, Mai Meneses resultó propietaria del mismo.

Los años de oscuridad de Nena Daconte: alcohol y paranoias

Las cosas no han sido fáciles para la artista, que ha pasado los últimos años batallando con sus propios demonios. En una entrevista con la revista Semana, la artista reconoce que se retiró sin dar explicaciones porque "a mi el éxito me estaba sentando fatal y había que arreglarlo".

Ahora que ha retomado su carrera profesional con el estreno de dos nuevos singles (Detrás de cada luz y Despiértame Madrid) y la idea de publicar un libro y un nuevo disco dentro de unos meses, la artista tiene fuerza para relatar su drama de los últimos años.

"Vivía el síndrome de la impostora", explica Meneses, que reconoce que llegó a pensar que no se merecía "nada de lo bueno" que le estaba pasando. Así, con esas inseguridades galopando en su interior, se refugió en la bebida. "El alcohol me ayudaba a evadirme. Era una forma de ser feliz momentáneamente", recuerda.

Lo peor de su mal momento llegó cuando la realidad empezó a escapársele de las manos. "Empecé con mis paranoias. Eso me distorsionó la realidad y ahí fue cuando dije que ya no podía más", asegura.

Poco a poco fue saliendo del agujero en el que estaba sumergida. Tardó en volver a componer, pero esa fue su mejor medicina tras el confinamiento. Despiértame, Madrid fue escrita en enero de 2021. "Llevaba sin escribir cuatro o cinco años, pensaba que nunca iba a volver a componer. Cogía la guitarra y no salía nada. De pronto, un día, en enero, me empezaron salir una canción detrás de otra. Hice como 17 canciones del tirón", contó en su charla con Pantomima Full en yu, No te pierdas nada.

Terapia para los nervios previos a un concierto: "El día de antes vomito"

Aunque ha vuelto a los escenarios mucho más segura de sí misma que cuando tuvo que bajarse de ellos, Mai Meneses reconoce que ha tenido que trabajar en su interior para volver a gestionar los miedos y los nervios.

"Me pongo muy nerviosa el día de antes de un concierto, vomito, es todo un horror. Estoy revuelta, intranquila. He hecho mucha terapia para salir al escenario y estar tranquila, estar contenta. Al empezar la primera canción ya se va todo. Ya no me importa tanto si me equivoco. Ahora si se me olvida la letra no pasa nada", desveló en el programa de las tardes de Europa FM.

Te puede interesar