HACE UN AÑO

Tamara Gorro confiesa que ha intentado suicidarse: "No me lo podré perdonar"

En una charla con Anne Igartiburu, Tamara Gorro ha confesado que se planteó quitarse la vida hace un año, cuando ya le habían diagnosticado depresión con trastorno de ansiedad.

Tamara Gorro
Tamara Gorro // Gtres

Europa FM

Barcelona 12/05/2022 09:54

Tamara Gorro sigue luchando día tras día contra su depresión y su trastorno de ansiedad que le han obligado a rebajar su frenética agenda y centrarse en su salud.

Este parón ha hecho que también haya tenido que desconectar de su 'familia virtual' más de lo que quiere, pero no pierde la ocasión para informarles sobre cómo se encuentra y aprovechar para visibilizar este tipo de trastornos. Recientemente, ha mostrado una de las consecuencias que le está provocando la depresión y su correspondiente medicación: una caída excesiva del cabello que le está dejando algunas clapas en la cabeza.

Ahora, ha sacado fuerzas para contar otro duro episodio de su vida. Ha sido durante una charla en Instagram con Anne Igartiburu en la que Tamara ha reunido el valor para confesar que intentó suicidarse. "A raíz de los abusos sexuales que sufrí no tuve un intento de suicidio", ha querido matizar. "No es que yo sufro ese episodio e 'ipso facto' tengo ese amago de cobardía como yo lo llamo, eso ha sido ahora, hace un tiempo atrás, hace un año".

La influencer ha explicado que cuando se le pasó por la cabeza esa terrible idea estando en su oficina, llamó a su psicóloga para explicárselo. "Me dice: "Por protocolo profesional tengo que derivarte a un psiquiatra porque tu vida corre peligro. A partir de ahí, entra el psiquiatra que hace un seguimiento con medicación", ha revelado.

Anne se ha mostrado de lo más cálida con Tamara ante esta dura confesión, y le ha pedido que explicase cómo logró superar ese episodio, para así poder ayudar a otras personas que se encuentren en esa situación. "Gracias a esa medicación y a los terapeutas muchos seguimos en pie", ha explicado, detallando que justo ahora le han aumentado la dosis de esa medicación.

Por último, Gorro no ha podido evitar pensar en qué hubiese sido de sus hijos si hubiese llevado ese suicidio a cabo. Tamara ha reflexionado sobre ello y considera que hubiese sido una forma de quitarle la vida también a ellos: "Yo nunca me lo podré perdonar y mis hijos no deberían".

Te puede interesar