"EL MATRIMONIO NO PUEDE SER UNA PRISIÓN"

Will Smith desvela que su matrimonio con Jada Pinkett no es monógamo y que mantienen una relación abierta

El actor ha hablado por primera vez de las intimidades de su matrimonio después de que su mujer Jada Pinkett admitiese el año pasado que le había sido infiel a su marido.

Will Smith y Jada Pinkett
Will Smith y Jada Pinkett // GTRES

Europa FM

Madrid 28/09/2021 15:47

Fue durante el verano del pasado 2020 cuando Jada Pinkett confesaba en su programa Red table Talk haberle sido infiel a su marido Will Smith con el cantante August Alsina, que en aquel momento tenía 23 años.

La deslealtad había sucedido cuatro años atrás, durante una crisis que atravesaba la pareja, y esta relación fuera del matrimonio supuso un punto de inflexión para Will y Jada que les llevó a replantearse las condiciones de su matrimonio.

Aunque en aquel momento la confesión de Jada dio la vuelta al mundo, su marido Will Smith no había soltado prenda hasta ahora. Solo Jada se apresuró a desmentir que este affair con el rapero tuviese el consentimiento del protagonista de El Príncipe de Bel-Air, ya que el joven Alsina aseguró que había hablado con Smith de la "posibilidad de entrar en una relación abierta".

Jada Pinkett Smith y Will Smith en la presentación de Aladín title=
Jada Pinkett Smith y Will Smith en la presentación de Aladín // Getty Images

Un matrimonio abierto como "la definición más alta de amor"

Sea como fuere, ahora el cantante y actor ha dado una entrevista para la revista GQ en la que confirma que desde hace un tiempo su matrimonio con Jada Pinkett ya no es monógamo.

"Tuvimos muchas discusiones sobre cómo es una relación perfecta o cuál es la manera exitosa de interactuar en pareja. Durante mucho tiempo la monogamia fue nuestra elección pero sin pensar en esa opción como la única y perfecta manera de entender una relación", asegura el intérprete, que también ha reconocido que ha vivido relaciones románticas fuera del matrimonio.

Parece que ambos han encontrado en el matrimonio abierto el equilibrio perfecto para la estabilidad emocional, una dinámica fuera de lo común de la que Jada tenía referentes. "Jada nunca creyó en el matrimonio convencional. Ella tenía familiares que tenían relaciones poco convencionales y creció de una manera distinta a mi".

Este nuevo estatus de pareja les ha ayudado a mantener un vínculo que parece que cada día es más sólido. Will Smith y Jada Pinkett se casaron en el año 1997 y tienen dos hijos en común, Jada (22) y Willow (20). "Nos hemos dado plena confianza y libertad unos a otros, con la creencia de que todos tienen que encontrar su propio camino. Para nosotros el matrimonio no puede ser una prisión. No quiero convencer a nadie, pero la experiencia de la libertad que nos hemos dado junto al apoyo incondicional es en mi opinión la definición más alta del amor", asegura.