Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

MUCHO CUIDADO

10 claves para prevenir una intoxicación alimentaria en verano

El tiempo que transcurre entre la elaboración de las comidas y su ingesta favorece el aumento de bacterias en verano. No todos los alimentos son adecuados para ir a la piscina o la playa. Atento a estas recomendaciones del Colegio Profesional de Dietistas y Nutricionistas de Madrid para no sufrir intoxicaciones en alimentarias en verano.

@europa_fm | Madrid | 13/08/2018

Dolor de estómago

Dolor de estómago / Agencias

En la época estival cambiamos nuestra forma de vida, nuestros hábitos y comemos más fuera de casa al estar de vacaciones. Sin embargo, no debemos bajar la guardia ante el consumo de ciertos alimentos que nos puedan derivar en una intoxicación alimentaria.

Por este motivo, el Colegio Profesional de Dietistas y Nutricionistas de Madrid (CODINMA) facilita una serie de recomendaciones para evitar sufrir estos contratiempos que pueden llegar a ser graves en ciertos grupos de riesgo como niños, embarazadas y personas mayores.

1. Las altas temperaturas hace que tengamos que tener especial cuidado con el huevo y sus derivados, alimentos crudos (en especial el pescado) y en menor medida el marisco, el pollo y la nata en repostería.

2. Evitar las salsas derivadas del huevo (mayonesa, salsa tártara, salsa rosa…) y sustituirlas por aceite de oliva para aliñar los platos. Además se puede acompañar de otros ingredientes como zumo de limón, vinagre, mostaza…

3.. Los alimentos cocinados pueden volver a contaminarse por el contacto con alimentos crudos o bien por utensilios utilizados (cuchillos, tablas de cortar, trapos). Por ello, una buena opción es lavar los objetos para un nuevo uso y sustituir la bayeta por papel de cocina.

4. Los alimentos que no se consuman inmediatamente o las sobras que se quieran guardar, deben mantenerse en calor (por encima de 60º C) o en frío (a 7º C como máximo), pero nunca a temperatura ambiente.

5. Procurar no comprar comida a vendedores ambulantes y en puestos de comida que no cumplan los requisitos de seguridad de manipulación y conservación de los alimentos.

6. La afluencia de clientes en los restaurantes es una buena pista para determinar que el género es fresco y se repone de manera asidua.

7. Consumir marisco a la plancha, cocido o sometido a la acción del calor a través de cualquier técnica de cocinado es una manera de evitar estas infecciones.

8. Si viajamos a determinados países, es preferible beber siempre agua embotellada y pedir que se abra en nuestra presencia.

9. Es recomendable sustituir las tartas con nata y cremas por frutas de temporada, batidos elaborados con frutas y verduras y helados.

10. Las recomendaciones dietéticas a seguir si caemos en una gastroenteritis aguda son: ayuno durante las primeras 24 horas y consumir suero de rehidratación orales (no caer en el mito de las bebidas comerciales para deportistas); comer arroz o pasta cocidos, pescado a la plancha, tortilla, patata hervida y de postre, manzana cocida o yogures sin trozos.