Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

APRENDE LOS CÓDIGOS

Los peligros para la salud al reutilizar botellas de plástico

Algo tan cotidiano como rellenar una botella de plástico puede generar graves problemas para la salud. El material con el que están hechas la mayoría de botellas de agua son para un solo uso y reutilizarlas puede derivar en enfermedades del corazón, cáncer de mama e incluso afectar al desarrollo de los fetos durante el embarazo.

@europa_fm> | Barcelona | Actualizado el 12/07/2018 a las 23:02 horas

Con más o menos frecuencia, todos hemos reutilizado una botella de plástico en alguna ocasión, pero es importante que sepamos los peligros que conlleva esta práctica.

El bisfenol A (BPA) es un componente común en la fabricación de botellas de plástico, latas y otros envases. Este componente se va trasladando al líquido sistemáticamente cada vez que se rellena la botella, degradando el material y originando una gran cantidad de bacterias que pasan a nuestro organismo y puede derivar en diferentes enfermedades:

- Hipertensión: Un estudio llevado a cabo por el departamento de Medicina Preventiva de la Universidad Nacional de Seúl (Corea del Sur), demostró que dos horas después de haber bebido agua de una botella de plástico que contenga BPA, el nivel en orina de esta sustancia se multiplicaba por 16, haciendo que suba la presión arterial sistólica.

- Problemas cardiovasculares: El incremento de la presión arterial sistólica duplica el riesgo de una enfermedad cardiovascular, por tanto beber diariamente de botellas de plástico puede ser el detonante de un trastorno e este tipo.

- Cáncer de mama: Si reutilizamos una botella de plástico que contenga BPA de forma sistemática, esta sustancia pasa al líquido y de ahí a nuestro organismo imitando la función de las hormonas y alterando el sistema endocrino.

- Riesgo para el bebé durante el embarazo: Relacionado con el punto anterior, la alteración hormonal provocada por el BPA puede afectar al correcto desarrollo del bebé durante el periodo de embarazo.

- Intoxicación: Independientemente del BPA, el beber de forma prolongada del mismo envase de plástico genera una cantidad de bacterias superiores a la que podemos encontrar en un inodoro, tal como se ha probado con varios estudios.

Por este motivo, los expertos indican que la mejor opción es no reutilizar nunca una botella de agua, utilizarlos de cristal o libres de BPA. Para saber si podemos reutilizar el resto de recipientes, es recomendable saber interpretar los números que aparecen en su base.

- Número 1: PET (tereftalato de polietileno). Fabricadas par un solo uso, ya que este material es muy poco resistentes y se degrada con facilidad.

- Número 2: El HDPE es una sustancia química que se añade a los plásticos para hacerlos más flexibles. Aunque es más seguro que el PET, algunos expertos afirman que pueden reutilizarse y otros que no.

- Números 3 ( PVC), 6 (Espuma de poliestireno) y 7 (Otros: mezcla indeterminada de compuestos) Los expertos tampoco recomiendan no reutilizar recipientes que contentan estos tipos de plásticos.

- Números 4 (LDPE) y 5 (PP): Estos son los envases más seguros para reutilizarlos. El problema es que hay pocos envases en el mercado fabricados con estos materiales debido a sus altos costes de producción.