Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN FRANCIA | CUANDO LLEGAN TARDE

Un colegio pide a los padres que "no lancen a los niños" por la verja del colegio con un curioso cartel

La dirección del colegio francés Trillade ha pedido a los padres de sus alumnos que no lancen a los niños por la verja una vez que se han cerrado las puertas del centro.

Europa FM
  Barcelona | 19/11/2020
Uno de los carteles situados en la puerta del colegio Trillade, en Francia

Uno de los carteles situados en la puerta del colegio Trillade, en Francia / Redes Sociales

Las primeras horas de la mañana en una casa con niños en muchas ocasiones es todo un estrés para los padres. Que se levanten a tiempo, que desayunen, se vistan y se preparen para ir a la escuela en el tiempo establecido puede ser toda una odisea.

En muchos centros educativos no se permite la entrada a los menores después de que haya sonado el timbre, por lo que los alumnos pierden la primera clase de la mañana.

Por este motivo, los padres de algunos alumnos del colegio Trillade, en Avignon (Francia), lanzan "literalmente" a sus hijos por la verja del colegio una vez que se han cerrado las puertas a las 8.30 de la mañana.

Tan habitual es esta práctica que el propio centro ha tenido que pedir a los progenitores que no lancen a los niños poniendo carteles en las puertas. Su directora, Sanaa Meziane, explicó en una entrevista para el diario The Times que no van a tolerar más esta actitud "irresponsable" por parte de los padres que "después de que suene el timbre, arrojan a sus hijos".

Tras la polémica generada, Meziane ha querido ser más tranquilizadora y en otras declaraciones al diario francés La Provence, ha explicado que, pese la imprudencia y la inconsciencia de algunos padres, ningún alumno ha resultado lesionado.

Por otro lado, según recoge el medio francés, algunos padres se han indignado al ver los dos carteles situados en la entrada del centro educativo asegurando que no arrojan a sus hijos al portal del colegio y que si llegan tarde vuelven a llevarlos a las 10 de la mañana, cuando finaliza la primera clase.

Frente a estas reacciones Sanaa lo tiene claro: "Hay padres que han llegado después de que suene el timbre y han lanzado a sus hijos, literalmente".