Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

QUERÍA UNA MUÑECA DOCTORA

La genial respuesta de esta niña a una cajera que le dijo que cogiera una muñeca más parecida a ella

Sophie Benner, una niña de 2 años, dio una lección a una cajera cuando le preguntó que por qué había escogido una muñeca de piel negra en lugar de otra que se pareciese más a ella: blanca, rubia y con los ojos azules. A su corta edad, la respuesta de Sophie fue sencillamente brillante.

@europa_fm | Barcelona | 11/04/2017

Sophia junto a su muñeca

Sophia junto a su muñeca / Facebook

Sophie Benner es una niña de 2 años de Carolina del Sur que quiere ser doctora cuando sea mayor. Como ha aprendido a hacer sus necesidades en el orinal, su madre Brandi decidió comprarle un regalo y por eso la llevó a los grandes almacenes Target.

Allí Sophie escogió una muñeca que tenía la piel negra, algo a lo que ni la pequeña ni su madre le dieron ningún tipo de importancia. Fue cuando llegaron a la caja para comprar su regalo cuando a la cajera le sorprendió que Sophie hubiese escogido una muñeca con un tono de piel distinto al suyo.

"¿Estás segura de que esta es la muñeca que quieres?" le preguntó la cajera a la pequeña, que respondió que sí. "Pero no se parece a ti. Tenemos un montón de muñecas que si se parecen a ti", insistió la dependienta.

Cuando Brandi iba a contestar se le adelantó su hija con una respuesta brutal: "Si se parece a mí. Ella es una doctora como yo soy una doctora. Yo soy una chica bonita y ella es una chica bonita. ¿No ves su bonito pelo? ¿No ves su estetoscopio?".

Ante una respuesta tan brillante Brandi no ha dudado en compartir en las redes sociales una foto de la pequeña con su muñeca explicando lo sucedido.

Nick and I told Sophia that after 1 whole month of going poop on the potty, she could pick out a special prize at Target. She, of course, picked a new doll. The obsession is real. While we were checking out, the cashier asked Sophia if she was going to a birthday party. We both gave her a blank stare. She then pointed to the doll and asked Sophia if she picked her out for a friend. Sophia continued to stare blankly and I let the cashier know that she was a prize for Sophia being fully potty trained. The woman gave me a puzzled look and turned to Sophia and asked, "Are you sure this is the doll you want, honey?" Sophia finally found her voice and said, "Yes, please!" The cashier replied, "But she doesn't look like you. We have lots of other dolls that look more like you." I immediately became angry, but before I could say anything, Sophia responded with, "Yes, she does. She's a doctor like I'm a doctor. And I'm a pretty girl and she's a pretty girl. See her pretty hair? And see her stethoscope?" Thankfully the cashier decided to drop the issue and just answer, "Oh, that's nice." This experience just confirmed my belief that we aren't born with the idea that color matters. Skin comes in different colors just like hair and eyes and every shade is beautiful. #itswhatsontheinsidethatcounts #allskinisbeautiful #teachlove #teachdiversity #thenextgenerationiswatching

Una publicación compartida de Brandi Benner (@leilani324) el

Últimas Noticias