Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

ENTREVISTA LEVÁNTATE Y CÁRDENAS

Ángel Muñoz, ganador de GH 11, feliz viviendo en su furgoneta: "Lo duro es tener que cruzar de un continente a otro porque no puedes comer"

Hablamos con Ángel Muñoz, ganador de Gran Hermano 11. 10 años después, el ex concursante se ha quedado sin trabajo y se ha visto obligado a alquilar su piso y vivir en una furgoneta para salir adelante. Pero lejos de ver su situación como un drama, asegura que está feliz y que se lo toma como una nueva aventura.

Europa FM
  Barcelona | 17/09/2020

Ángel Muñoz fue uno de los concursantes más queridos de Gran Hermano 11, tanto que lo llevó a ganar el programa y llevarse el maletín con los 350.000 euros (unos 200.000 euros descontando la parte de hacienda).

Ángel explica que supo suministrar bien ese dinero, pero que en una ciudad como Madrid, el dinero no dura tanto: "Me compré un apartamento y lo reformé. Le di dinero a mis hermanas, a mis padres también porque les faltaba por pagar parte de la hipoteca... Bueno, al final el dinero se va. Pero no tuve grandes gastos".

Una década después, Ángel trabajaba en un gimnasio pero como consecuencia del coronavirus se ha visto sin empleo y sin ningún tipo de ingreso. Una situación de lo más difícil que le ha obligado a poner su piso en alquiler y trasladarse a vivir a su furgoneta.

"En marzo me quedo sin trabajo como muchísimos españoles. Cerraron los gimnasios y yo no he vuelto a tener trabajo hasta ahora. Me llamaron de uno de los sitios pero tampoco sabían cuando iban a empezar", explica confesando que se lo planteó, pero luego tomó una decisión vital.

"Decidí que no quería seguir viviendo en Madrid, después del confinamiento menos todavía. He reestructurado mi cabeza y lo que realmente quiero es vivir".

Pero lejos de definir su situación como un drama, Ángel nos asegura que está feliz y que se lo toma como una nueva aventura: "Vivir en una furgoneta para mi no es un drama. Me gustaría vivir en un piso y tener un mejor trabajo, pero yo ahora mismo estoy en mi furgoneta porque lo he decidido. Soy feliz", continúa.

"La gente que como yo, no tenga cargas, que vivan, que disfruten de la vida. Que el mundo no se acaba. Que lo duro en esta vida es cruzar de un continente a otro porque no tienes familia o porque en tu país no puedes comer", asegura.

Lleva una vida austera pero hace lo que quiere, lo que le llena. Estar en la naturaleza y surfear. Ahora ha decidido vivir y disfrutar con lo que tiene y aprovechará este tiempo para reubicarse y ver qué quiere en un futuro. Es consciente que es afortunado porque tiene una mente muy positiva que lo ayuda a amoldarse a las situaciones y ser feliz.

"Durante mi camino estos meses, creo que he sido inspiración en algún sentido para gente que lo está pasando mal y que ha sido una válvula de escape", explica cuando Javier Cárdenas le dice que es todo un ejemplo a seguir.

Últimas Noticias