Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EEUU | EL PADRE DE ELLA ES SU HIJO

Un matrimonio descubre que son abuelo y nieta pero no tienen intención de divorciarse

El hombre de 68 años asegura estar en un "shock terrible" después de descubrir que su nueva esposa, de 24 años, es en realidad su nieta. La pareja de Estados Unidos y que reside en Miami, solo lleva casada tres meses, pero aseguran que no están dispuestos a divorciarse.

europafm.com | Barcelona | 04/10/2016

Pareja

Pareja / Pareja

El terrible hallazgo se produjo después de que ambos decidieran mirar juntos un libro de viejas fotografías, en el que el aparecía él junto a su primera esposa y varios hijos, uno de ellos, el padre de su actual y joven esposa.

Al parecer, tras divorciarse de esa primera mujer perdió por completo el contacto con ella y sus hijos, que se mudaron a otro estado y "nunca" ha podido "encontrarla" a pesar de haber contratado el servicio de varios investigadores privados.

El hombre de 68 años, y que ha preferido mantenerse en el anonimato, volvió a casarse unos años después y tuvo más hijos. En 2009 se divorciaron de nuevo y perdió mucho dinero, hasta que un golpe de suerte le hizo ganar un premio millonario que le permitió dejar el pisito en el que vivía para mudarse a la playa en Miami.

Fue entonces cuando decidió que no quería seguir estando solo, ya que su exmujer y sus hijos solo iban a visitarle para pedirle dinero, y se apuntó a una agencia matrimonial para gente mayor en el que hay pretendientes más jóvenes.

Entre las candidatas, vio a la que era -sin saberlo- su nieta: "Sentí algo extraño cuando vi sus fotos. Fue algo similar a un déjà vu, pero en ese momento no fui capaz de averiguar por qué me parecía tan familiar". La joven, por su parte, hacía tiempo que no tenía relación con su familia después de una discusión motivada por un embarazo no deseado en el instituto. Su padre - el hijo de su actual esposo-, le echó de casa y ella tuvo que buscarse la vida para alimentar a su bebé, incluso trabajó como bailarina exótica en un club.

Después de conocer al que es ahora su marido - y abuelo- comenzaron a quedar y finalmente se casaron. Ahora, no tienen ninguna intención de divorciarse: "Si nunca lo hubiésemos averiguado, hubiéramos vivido nuestra vida felices, y el hecho de ser parientes no va a cambiar eso", asegura él. ¡Menuda historia complicada!