Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

LA IMAGEN HA SIDO RETIRADA DE FACEBOOK

Se hace un macabro selfie con su amigo fallecido en la funeraria y lo comparte en las redes

Gemma Williams ha indignado a la familia de su amigo fallecido, el músico y DJ Michael Dene, al compartir en Facebook un selfie junto a su cadáver, sin tener en cuenta el consentimiento de la familia.

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 17/06/2016 a las 18:17 horas

Gemma Williams y Michael Dene Ray antes de la trágica muerte

Gemma Williams y Michael Dene Ray antes de la trágica muerte / SWNS

Gemma Williams es una joven británica de Basildon, Essex, que ha tenido que sufrir la muerte repentina de un ser tan querido como un amigo, el músico y DJ Michael Dene Ray, con solo 21 años. Mientras el cuerpo de Michael reposaba en el tanatorio para que fuera velado por sus familiares en la más estricta intimidad, Gemma retiró la sábana que lo cubría para ponerle la misma "pulsera de la amistad" que tenía ella, un símbolo de la unión que existía entre ellos. Acto seguido, sacó su teléfono móvil, se fotografió con su amigo muerto y colgó la imagen en las redes sociales.

Cuando la familia del fallecido supo de la existencia de la imagen respondió inmediatamente exigiendo que se retirase dicho retrato y reprobando la actitud de Gemma. Según relata la hermana de Michael, Charley-Anne Semple, a The Sun sintieron que se trataba de una "falta de respeto", algo "devastador y perturbador". De hecho ella misma fue la que luchó encarecidamente hasta que la fotografía fue eliminada de su Facebook.

A raíz de este suceso, la familia ha iniciado en la plataforma change.org una petición para que sea ilegal que alguien pueda tomar una fotografía en una funeraria sin el consentimiento de los familiares. También han tomado medidas contra la funeraria por el error de seguridad al permitir a la joven tomar sacarse una foto junto al cadáver.

Gemma Williams se ha justificado diciendo que "era su mejor amigo" y añadiendo que "tenía todo el derecho a despedirse de la manera que quería". Además ha insistido en The Sun en que considera que no ha "hecho nada malo".