Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SEGÚN UN ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE OXFORD

La ciencia le da la razón a nuestras abuelas: las mujeres con culos gordos son más sanas

Un estudio de la Universidad de Oxford concluye que las mujeres con glúteos más rellenos son más resistentes a las enfermedades crónicas, y además tienen hijos más listos. Vamos, que la ciencia le da la razón a las abuelas y su “¡come algo, hija, que estás muy flaca!”.

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 23/01/2017 a las 15:25 horas

Jennifer Lopez y Pitbull

Jennifer Lopez y Pitbull / Gtres

Después de analizar los datos de 16.000 mujeres concluyeron que aquellas con el trasero más prominente tenían más probabilidades de mantener los niveles de colesterol bajos y de que su cuerpo produjera más hormonas que metabolizan el azúcar, haciéndoles menos propensas a tener diabetes.

Pero además, la hormona que regula el peso se ve favorecida y el tejido adiposo ubicado justo en la parte superior del muslo actúa en cierta forma como una defensa, de tal manera que las células de esos tejidos capturan grasas dañinas ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares.

¡Pero no acaban aquí las ventajas de lucir un culo gordo!

Según este otro estudio, las mujeres con grandes posaderas tienden a tener hijos más inteligentes, gracias a los ácidos grasos omega 3, que funcionan como catalizadoras del desarrollo cerebral.

De esta forma, se podría concluir que los niños nacidos de mujeres con caderas anchas y traseros grandes son intelectualmente superiores a los de madres más delgadas y sin curvas, ya que el omega 3 pasa también a la leche materna, pudiendo influir de esta forma en el desarrollo del sistema nervioso del bebé en la lactancia.

"La grasa alrededor de las caderas y los muslos es buena, la única que es mala es la de alrededor de la barriga", asegura el autor principal de la investigación, Konstantinos Manolopoulos.

Así que… ¡Se acabó pensar que tener el culo gordo es malo! ¡Vivan los culos gordos!