PRESENTADOR DE LOS GOYA DEL NO A LA GUERRA

Alberto San Juan: su pareja, sus dos hijos y la conciencia revolucionaria que nació en un barrio de lujo de Madrid

La conciencia revolucionaria de Alberto San Juan es por todos conocida. El actor fue uno de los presentadores de los Goya del No a la Guerra y ha aprovechado sus dos premios en la gala del cine español para lanzar un discurso combativo. Esa conciencia lo llevó en 2013 a fundar el Teatro del Barrio, donde cuenta con el apoyo de su pareja y madre de sus dos hijos.

Alberto San Juan
Alberto San Juan // Gtresonline

Europa FM

Madrid 10/03/2022 20:51

Al hablar de Alberto San Juan es inevitable hablar de su conciencia revolucionaria. El actor de 53 años dejó muy clara su postura política en 2003 cuando, junto a su íntimo amigo Willy Toledo, presentó los Goya del No a la guerra.

Ese año, además de presentar la gala, recibió su primera nominación al Goya a Mejor actor de reparto por El otro lado de la cama. No se lo llevó, pero sí lo hizo las otras dos veces que ha estado nominado y aprovechó ambos discursos de agradecimiento para hacer una reivindicación.

En 2008, cuando ganó por Bajo las estrellas, atacó a la Iglesia y en 2021, al ganar por Sentimental, fue contra el Partido Socialista.

Los combativos discursos de Alberto San Juan en los Goya

"Me han pedido una cosa y la tengo que hacer. Con mucha humildad y brevemente le tengo que decir algo nada más y nada menos que al Partido Socialista Obrero Español: lo derechos humanos no pueden ser a la vez bienes de mercado con los que se especule. Y las casas, la vivienda, tener un hogar, es un derecho humano muy básico. Muchas gracias”, dijo el actor para sorpresa de los espectadores de la gala telemática.

En 2008 su recado había sido para la Iglesia e instó a la "disolución de esa cosa que se llama conferencia episcopal".

Una conciencia revolucionaria que nació en un barrio de lujo

Hijo del dibujante Máximo San Juan, fallecido en 2014, y de la actriz y locutora Pilar Guijarro Ortiz de Zárate, Alberto San Juan y sus tres hermanos se criaron en el barrio madrileño de El Viso. Una zona llena de chalés de lujo donde hoy sigue viviendo su madre.

Alberto fue al colegio Estudio donde conoció a Willy Toledo y así poco a poco nació su conciencia revolucionaria. "Fue niño hasta muy tarde y se quedó en casa, mirando por la ventana cómo sus hermanos, que eran punkis, salían a comerse la noche; en cambio, él un día le pidió dinero a su padre para alistarse en las brigadas que iban a Cuba a recoger bananas y el padre se lo negó: 'Para ir a Oxford, lo que quieras; para los sueños revolucionarios, nada'. Con el dinero que le prestó un amigo pudo cumplir el rito y desde Cuba por ahí todo seguido hasta parar un 15 de mayo en la Puerta del Sol, con la rabia y el desencanto incluidos", escribió Manuel Vicent en El País, periódico en el que publicaba sus viñetas Máximo.

Un actor que estudió periodismo

Al volver de Cuba, Alberto San Juan se matriculó en periodismo.

"Mi madre fue actriz de telenovelas. Yo quise ser actor a los 17 pero no me atreví por vergüenza. Pasé a estudiar periodismo y con el dinero que gané me fui a la interpretación", contó a Risto Mejide en una entrevista, en la que aseguró que "era un niño muy tímido, un poco aislado". "Me faltaba el vínculo afectivo con mi entorno. Era muy solitario, miedoso y vergonzoso. Escondía la cabeza en vez de meterla", explicó el intérprete.

El trabajo como periodista lo ejerció en Diario 16 y el dinero que ganó lo invirtió en la Escuela de Cristina Rota. "La dificultad de expresarme, en la que sufrí mucho, me hizo ir a una escuela de teatro. Fue una de las pocas veces que hice lo que realmente quería", explicó a Risto.

Animalario, su proyecto con Willy Toledo

De la escuela de interpretación desembarcó en el teatro. Junto a Guillermo Toledo, Nathalie Poza y Ernesto Alterio formó en 1996 la compañía Ración de Oreja, cuya primera obra se tituló Animalario y fue escrita por San Juan. Poco después se juntaron con Andrés Lima, fundador de la compañía Riesgo, con el que crearon el montaje Qué te importa que te ame.

De ahí un año más tarde surgió Animalario, la compañía responsable de los Goya del No a la Guerra.

La defensa del feminismo, el comunismo y la acogida de inmigrantes son ideales que unen a Alberto San Juan y Andrés Lima, que no han llegado tan lejos como su amigo Willy Toledo.

"Me peleé mucho con Willy Toledo. Él es una de las personas más bonachonas que he conocido. A Willy no le importan personajes como José Luis Cebrián o Pedro J. Ramírez", contó a Risto Mejide, en una entrevista emitida en 2014, cuando estaba del lado de Podemos. Hoy ha cambiado y asegura que "Podemos se ha roto por la idea autoritaria de organización interna".

Su pareja Paloma y sus dos hijos

La pareja de Alberto San Juan lo apoya en su compromiso. La arquitecta Paloma Domínguez es su socia en la iniciativa Teatro del Barrio, un espacio que describe como "un espacio para el intercambio y la construcción directamente política". Paloma y la actriz Vanesa Espín fueron las primeras que apoyaron a San Juan cuando nació este proyecto en 2013.

"¿Qué es, si no, un teatro, en realidad?", se pregunta el intérprete, que dice que este espació está "conectado al momento histórico que vivimos desde el reventón último del sistema capitalista y las posibilidades de horror pero también de amor que desde entonces permanecen abiertas".

El Teatro del Barrio está en Lavapiés, muy cerca de la casa en la que Alberto San Juan vive junto a su pareja y sus dos hijos Max y Mateo. El actor tiene otra casa en Cañamares (Cuenca), un lugar que dice que aprendió a amar gracias a su madre.

Antes de esta relación con Paloma Domínguez, Alberto San Juan tuvo una relación con Alba Molina, hija de Lole y Manuel, con quien tuvo una relación en 2004 que la revista Diez Minutos sacó a la luz. Antes estuvo casado con la productora chilena Karen del Río.

Su experiencia en un club de intercambio de parejas

Alberto San Juan ha tenido siempre fama de sex symbol y, en cierto modo, la alimentan sus declaraciones.

El actor, que lo único que pide si llegar el apocalipsis es "que nos pille bien follados", es de los que le gusta experimentar y así lo contó en el programa Encuentros inesperados de Mamem Mendizábal.

"Estaba en mi casa y decidí ir a un club swinger. Me parece una experiencia muy recomendable", le contó a Mario Vaquerizo atónito. "Vas a juntarte sin ropa y a compartir fluidos".

Te puede interesar