MADRE DE SU PRIMER HIJO

"Tiene personalidades diferentes": la exmujer de Will Smith habla de cómo es su relación

Sheree Zampino, que estuvo casada Will Smith en los años 90, ha hablado de cómo es su relación actual con el padre de su hijo y su actual mujer, Jada Smith.

"Tiene personalidades diferentes": la exmujer de Will Smith habla de cómo es su relación
"Tiene personalidades diferentes": la exmujer de Will Smith habla de cómo es su relación // Getty

Europa FM

Madrid 04/08/2022 13:53

El matrimonio de Will y Jada Smith no es tan idílico como muchos piensan. Ellos tampoco lo ocultan. Han hablado de sus crisis matrimoniales, sus problemas -y adicciones- en la cama y hasta sus discrepancias a la hora de cuidar a sus hijos.

Ahora la que ha hablado es Sheree Zampino, exmujer del actor, que se ha unido recientemente al programa The Real Housewives de Beverly Hills.

La cantante hablado de cómo es su relación actual con Smith y su mujer, que desde la polémica de la bofetada en los Oscar se han dejado ver juntos en contadas ocasiones. Además, Will le ha pedido disculpas a Chris Rock, pero el humorista no las ha aceptado. Está procesando lo ocurrido.

"Tienen tres dinámicas diferentes, tres personalidades y creencias distintas, y diferentes maneras de hacer las cosas. Y ha habido veces en las que hemos chocado y no ha sido bonito", admitía en el podcast 'Behind the Velvet Rope'.

Eso sí, Zampino ha reconocido que Jada Pinkett se ha portado siempre como una segunda madre con Trey, el hijo que tiene con Will Smith. Es el primogénito del actor.

Cuándo estuvieron juntos Will Smith y Sheree Zampino

Fue a principios de los 90 cuando Will Smith y Sheree Zampino decidieron formalizar su relación. Estuvieron casados entre 1992 y 1995 y tuvieron un hijo, Trey.

Fue ella quien le pidió el divorcio y ese mismo día, un 14 de febrero, Will llamó a Jada Pinkett Smith, con la que se casó dos años después y ha tenido dos hijos, Jaden y Willow.

Will, Jada y su adicción al sexo

Los inicios de la relación estuvieron marcados por el sexo desenfrenado.

"Bebimos todos los días, tuvimos sexo varias veces al día durante cuatro meses seguidos", cuenta Will Smith en su biografía Will (Zenith).

Ante aquello, el actor se planteó una cuestión. "Empecé a preguntarme si aquello era una competición. En cualquier caso, en lo que a mí me concernía, sólo había dos posibilidades: iba a satisfacer sexualmente a esta mujer o iba a morir en el intento. Esos primeros días fueron espectaculares".

Jada Pinkett y Will Smith en los Premios Oscar
Jada Pinkett y Will Smith en los Premios Oscar // GTRES

Will arrastraba en aquel momento un problema de somatización con los orgasmos. Antes de comenzar con Jada, el trauma por la infidelidad de su primera novia le dejó marcado.

"No había tenido sexo con ninguna otra mujer que fuera Melanie [Parker], pero durante los siguientes meses me convertí en una hiena". Un desenfreno sexual que, lejos de resultar satisfactorio, fue “desagradable”.

"Tuve sexo con tantas mujeres y fue tan desagradable para de mi ser, que desarrollé una reacción psicosomática a tener un orgasmo. Podía literalmente tener arcadas y a veces incluso vomitaba", cuenta el actor en su libro.

Te puede interesar