Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

CÓMO COMER UN YOGUR

Si eres de los que tiran el líquido del yogur, lo estás haciendo mal

¿Eres de los que cuando abren un yogur tiran el líquido antes de comerlo? Lamentamos decirte que entonces te lo estás comiendo de forma incorrecta, ya que el suero contiene numerosas propiedades beneficiosas para el organismo. Nuestros compis de Cocinatis nos enseñan cómo comer correctamente un yogur.

@europa_fm | Barcelona | 11/05/2017

El yogur es de los alimentos más sanos bajo en calorías que podemos encontrar en el mercado: contiene calcio, potasio, magnesio y una importante dosis de vitamina B.

Eso sí, aunque comerlo sea algo rápido y sencillo hay que hacerlo bien. Probablemente seas de la gran mayoría que al destaparlo te encuentres con ese líquido blanquecino y lo acabes tirando por el desagüe antes de empezar a comerlo. ¡Mal hecho!

Este líquido es en realidad un suero formado por dos proteínas: alfa-lactoglobulina y beta-lactoglobulina, de un valor biológico elevado. Además es rico en fósforo (0.8 mg) y calcio (1,05 mg), minerales fundamentales para el crecimiento y para evitar descalcificaciones y osteoporosis.

Por otro lado, nuestros amigos de Cocinatis nos sugieren varios puntos a tener en cuenta a la hora de comer un yogur:

- No removerlo. Una de las características del yogur es su textura, si lo removemos pierde esta particularidad.

- No echarle azúcar. El yogur es uno de los alimentos menos calóricos y si le echamos un par de cucharadas para endulzarlo terminamos por comer un postre con alto contenido en calorías.

- Mejor un yogur entero a uno desnatado: Los conocidos como yogures desnatados o 0% sustituyen la materia grasa por otros edulcorantes y otras sustancias resultando al final un producto mucho menos natural.

- Un yogur se tiene que conservar en frío. No confundamos el yogur con otros postres lácteos que no necesitan conservarse en el frigorífico. Aunque el proceso de elaboración es similar al del yogur se les da un tratamiento final que inactiva la flora láctica responsable de la fermentación. Por tanto no tienen las bacterias y fermentos lácteos vivos que tanto benefician a nuestro organismo.

Últimas Noticias