LA CARRERA HACIA LOS OSCAR

¿Qué posibilidades tiene Javier Bardem? El actor busca su segundo Oscar tras su consagración en Hollywood

El actor de Being the Ricardos compite con Will Smith por conseguir la estatuilla a Mejor actor 13 años después de su primer triunfo en los Oscar | 👉 Más cine y series, en Kinótico

Madrid 27/03/2022 14:10

Las imágenes del llamado almuerzo de los Oscar [para los entendidos, el Oscars Luncheon] del pasado lunes 7 de marzo son la mejor prueba: Javier Bardem y Penélope Cruz son la monarquía española en Hollywood. Se hicieron fotografías con todo el mundo, fueron el centro todas de las miradas… y el equipo de seating decidió que fueran compañeros de mesa... nada menos que de Steven Spielberg.

Nos vamos a fijar en Javier Bardem, que acaba de cosechar su cuarta candidatura a los Oscar. El día en que se conocieron las nominaciones, el actor madrileño [nacido en Canarias] dio una rueda de prensa en Madrid en la que aseguraba que sí, claro, que iba a dejarse la piel en la carrera de premios —con su promoción, sus late nights, sus entrevistas— pero que se iba a centrar en apoyar a su mujer, porque es Penélope Cruz la que realmente tiene posibilidades.

Rueda de prensa de Javier Bardem tras su cuarta nominación a los Oscar

Es cierto que las predicciones no son muy indulgentes con Bardem, que no es favorito al Oscar por su papel de Desi Arnaz en Being the Ricardos. Aunque hasta la noche de autos no sabremos qué ocurrirá, parece que lo va a perder con dignidad frente a Will Smith, que se ha metido en la piel del padre de las tenistas Venus y Serena Williams. Y decimos que todo apunta a que lo va a perder con dignidad porque para su papel en la película de Amazon, en la que hasta canta y baila, ha atravesado un tremendo proceso de transformación. Él mismo ha confesado que preparó el acento cubano de Arnaz con la ayuda de un dialect coach que lo entrenó por videoconferencia... coincidiendo con el rodaje de La sirenita, donde dará vida al nuevo rey Tritón.

Todo nos lleva de vuelta a lo regio. El trono de Bardem en Hollywood comenzó a forjarse hace más de dos décadas, con su primera nominación por Antes que anochezca, su espeluznante interpretación de Reynaldo Arenas en la película sobre el escritor que dirigió Julian Schnabel. Esto fue en 2001. Con la segunda nominación, siete años después, llegaría el premio. Los hermanos Coen le confiaron el papel del villano Anton Chigurh en No es país para viejos, Bardem aterrorizó a Hollywood y se llevó su primera estatuilla. En aquella ocasión, en aquella noche memorable, le recordó a la platea de la ceremonia que España no es país para cómicos, cuando recordaba a su estirpe y particularmente a su madre, Pilar Bardem.

Javier Bardem agradece su Oscar al Mejor Actor de reparto en el año 2008

La tercera nominación llegó de la mano de uno de los integrantes de la camarilla mexicana que lo ha conseguido todo en Los Ángeles. Alejandro González Iñarritu le confió el papel de Uxbal en Biutiful y la Academia de Hollywood lo volvió a aupar hasta el mejor quinteto de actores del año. Este 2022 estuvo a punto de tener presencia doble en la ceremonia, porque era el protagonista de El buen patrón, de Fernando León de Aranoa, que finalmente se quedó a las puertas de la nominación como representante de España.

Todo parece indicar, como decimos, que no se lo va a llevar la noche del 27… pero su carrera es tan impresionante que no será extraño que lo volvamos a ver sobre el escenario del Teatro Dolby en alguna ocasión más. Cuatro nominaciones y un Oscar- para un actor español es una gran proeza que ni podemos ni debemos minusvalorar.

Te puede interesar