PRIMERA FINALISTA

Raquel Sánchez Silva, finalista 'El Desafío': su paso por el concurso, su marido y sus dos hijos

Raquel Sánchez Silva ha demostrado en El Desafío que le gustan los retos. La presentadora de 49 años fue la primera en conseguir un puesto en la final al convertirse en ganadora de la primera semifinal. Su logro ha sido no haber perdido ningún programa.

La reflexión de Raquel Sánchez Silva sobre participar en ‘El Desafío’: “Me está cambiando, reparando mi autoestima”
La reflexión de Raquel Sánchez Silva sobre participar en ‘El Desafío’: “Me está cambiando, reparando mi autoestima” // antena3.com

Europa FM

Madrid 20/05/2022 19:58

Raquel Sánchez Silva llega a la final de El Desafío como una de las favoritas. La presentadora de 49 años fue la primera en conseguir un puesto en la final al convertirse en ganadora de la primera semifinal y sumar 169 puntos en la tabla final. Su logro ha sido no haber perdido ningún programa. Ganó dos, quedó de segunda en otros dos y su peor puesto fue sexta.

Su principal baza para llegar hasta aquí ha sido su perfeccionismo. Lo contó en su visita a Cuerpos especiales, el morning de Europa FM. "Soy perfeccionista, exigente, más que que ganar. Quiero hacerlo todo lo mejor que pueda hacerlo, quedarme con la sensación de ya lo siguiente es romperme una pierna. No me quiero quedar con la sensación de podía haber hecho algo más que hacer y no lo he hecho", contó a Eva Soriano e Iggy Rubín.

De dónde es y cuántos años tiene

Raquel Sánchez Silva nació en Plasencia (Cáceres) en 1973. Se licenció en Periodismo en la Universidad Pontificia de Salamanca y arrancó su trayectoria en 1995, dando sus primeros pasos en la televisión local TelePlasencia. Poco tardó en dar el salto a la capital y convertirse en presentadora de Telenoticias en Telemadrid.

De ahí pasó a fichar por Cuatro, donde estuvo al frente de varios formatos, y su buen hacer frente a la cámara junto a un buen resultado de audiencias la llevaron a fichar en 2011 por Mediaset. Se puso al frente de Supervivientes y en Honduras conoció al que más tarde acabaría convirtiéndose en su marido, el desaparecido Mario Biondo.

Ahora, a sus 49 años, goza de una estabilidad profesional y familiar que durante algún tiempo creyó imposible.

Su boda con Mario Biondo

Después de conocerse en Honduras durante la grabación del reality, Mario Biondo y Raquel Sánchez Silva oficializaban su relación con una boda en junio de 2012 que tuvo lugar en Taormina, en la costa este de Sicilia.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo
Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo // Gtres

Solo un año después del sí quiero, en mayo de 2013, el cámara de televisión aparecía muerto en el apartamento que la pareja compartía en el centro de Madrid. Aunque las pruebas forenses apuntaron a una muerte por ahorcamiento y la presentadora nunca fue sospechosa para la justicia española, la familia del fallecido continúa peleando en los Tribunales italianos, convencidos de que la de Biondo fue una muerte violenta.

Matías Dumont, su marido y padre de sus hijos

La presentadora encontró el amor en 2014 de la mano del argentino Matías Dumont, un productor audiovisual que llegó después de uno de los momentos más difíciles de la vida de Raquel.

Raquel Sánchez Silva y Matías Dumont
Raquel Sánchez Silva y Matías Dumont // GTRES

En 2015 nacieorn los mellizos Bruno y Mateo, sus dos primeros hijos. Con ellos, que ahora tienen seis años, han viajado por todo el mundo antes de la pandemia, sobre todo Argentina, donde viven los abuelos de los pequeños.

"Pasábamos varios días en Buenos Aires, con mi familia política, y luego les dejábamos a los niños y nos íbamos nosotros dos a pasar unos días a los destinos más bonitos de Argentina para conocer un poco más el país", contó en sus redes sociales.

Raquel Sánchez Silva y Matías Dumont
Raquel Sánchez Silva y Matías Dumont // GTRES

Aventurera empedernida a la que ya no le afectan las críticas

La presentadora siempre ha destacado por llevar por bandera espíritu aventurero y vitalista. En pantalla siempre muestra su mejor sonrisa, pero este es el resultado de años de trabajo y aplomo para evitar que las críticas hiciesen mella en su estado de ánimo.

"Es evidente que me han hecho daño en algún momento. A nadie le gusta que le insulten y mucho menos que le acosen", lamentó la periodista en el programa de Alberto Chicote Fuera del Mapa, donde contó que ha recibido ataques muy desagradables por redes: "Hay muchos comentarios que no solo van dirigidos a ti. Van dirigidos a tu vida, a tus hijos, recibes amenazas de muerte...".

"Yo creo que esto se acabará regularizando. Se tiene que regularizar, es imposible que siga siendo un lugar en el que todo vale", añadió la presentadora.

Te puede interesar