BUSCANDO VOCACIONES

Enrique Gato, director de 'Tadeo Jones': “La animación permite poner el mundo técnico al servicio del mundo artístico”

Enrique Gato tuvo grandes dudas cuando tuvo que decidir sobre su futuro laboral. Le gustaba tanto el mundo artístico como el tecnológico, y al final se decidió por informática. Un cartel en el tablón de anuncios de la facultad le cambió la vida y le dio la oportunidad de aunar sus pasiones en un momento en que el cine de animación no existía aún en España. Él luchó por su sueño y lo consiguió de la mano de Tadeo Jones, su famoso personaje del que habla en Buscando vocaciones.

Europa FM

Madrid 25/09/2021 12:35

Enrique Gato era un apasionado de los cómics y del mundo artístico. Al director de cine de animación le encantaban esas historias, como también le gustaba el mundo tecnológico. Fueron siempre sus dos pasiones y no quiso renunciar a ninguna de las dos. "No quería anteponer una cosa a la otra", cuenta en Buscando vocaciones, el proyecto de Atresmedia Radio y la Universidad Europea para ayudar a los jóvenes a orientar su futuro laboral.

Al llegar a la universidad tuvo que hacerlo y se decantó por ingeniería informática, por suerte un día se abrió la puerta de su otra pasión. "Encontré una asociación que estaba empezando a experimentar en esto del arte por ordenador", explica Gato, que terminó metiéndose en esa asociación. "Fue el descubrimiento de la piedra filosofal para mí", asegura.

El día que se convirtió en animador de videojuegos

En la asociación encontró que hacer gráficos por ordenador aunaba las dos cosas que más le gustaban, el mundo artístico y el técnico. "De alguna forma lo que sucedía es que el mundo técnico se ponía al servicio del mundo artístico para, con programas enormes, conseguir crear cualquier cosa que se te pasase por la cabeza a nivel artístico", añade.

A través de esa asociación también le llegó su primera oportunidad laboral: se convirtió en animador de videojuegos. Lo del cine por ordenador llegaría después.

"No existía, se estaba inventando, y entonces me di cuenta de que lo que me gustaba no era animar los personajes. Lo que disfrutaba era contar historias a través de personajes", cuenta Gato, que en 2004 se convirtió en padre de Tadeo Jones.

Enrique Gato y el fenómeno Tadeo Jones

Lo primero que hizo Enrique Gato fue un corto de este arqueólogo torpón inspirado en el aventurero Indiana Jones. El corto arrasó en festivales y se dieron cuenta de que había un camino por recorrer.

Después llegó otro corto, que también funcionó muy bien y tuvo mucho éxito. "Poco a poco, junto a la ayuda de un par de comics de Tadeo Jones, que nos los hizo el dibujante de Superlópez, y el avance que había hecho Pixar al decir que no iban a hacer películas para niños, sino para toda la familia, [dieron el salto al cine]. Vamos a hacer que el adulto se lo pase tan bien como el crío", explica sobre cómo surgieron las dos películas de Tadeo.

"Es difícil explicar el porqué del éxito, pero creo que parte de ese éxito viene por la naturalidad del personaje. Más que un homenaje al cine de aventuras, es un homenaje al cine familiar. Quería que Tadeo Jones fuera un homenaje a todas las películas que a mí me gustaba cuando era pequeño pequeño", añade.

El giro de la animación en España

Enrique Gato se metió en la industria del cine de animación en sus inicios en España, cuando era difícil encontrar proyectos dentro del país. Casi toda la industria estaba fuera. "Poco a poco empieza a haber proyectos para poder quedarte aquí y poder hacer animación, desarrollo audiovisual para cine de animación en proyectos que pueden llegar a ser muy grandes en España", cuenta con optimismo sobre una industria que genera más de 8.000 empleos directos en España y 21.000 indirectos.

Su consejo para quienes estén en una situación similar a la suya es que se dejen llevar. "Todos los que nos dedicamos a este mundillo nos dedicamos a ello porque hay algo en las tripas que nos dijo algún día, tira para allá. Esta es una profesión supervocacional, es una profesión superpasional y merece la pena recorrer el camino para dedicarse a esto".