Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

POR UN ERROR

Un bar de carretera se colapsa tras recibir por error una estrella Michelín

Un bar de carretera de un barrio francés, sin comerlo ni beberlo, se encontró en la guía grastronómica más prestigiosa del mundo. Solo durante una semana, sí, pero menos es nada.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 21/07/2017 a las 13:45 horas

Ubicado en Bourges, una localidad de 65.000 habitantes en el centro de Francia, el bar 'Bouche à Oreille' ofrece a su clientela, fundamentalmente obreros que trabajan en las cercanías, un menú con buffet de entrantes a elegir, plato del día, postre y copa de vino por tan solo 12,50 euros. Los habituales de este pequeño local no daban crédito a lo sucedido y tampoco Veronique, la propietaria del bar, desbordada por las circunstancias. Y, es que, un 'pequeño' error hizo que este bar de carretera se convirtiera durante una semana en un bar con estrella Michelín. La página web de la Guía Michelín publicaba, por equivocación, que había obtenido este reconocimiento y a partir de ahí se dispararon las reservas. Veronique, la dueña, no entendía cómo habían podido cambiar tanto las cosas de un día para otro en su pequeño bar. Todo el mundo quería comer allí y, es que, aunque quienes han pasado por allí aseguran que todo está delicioso, lamentándolo mucho, no es un bar con estrella Michelín.

Pero el error tenía su lógica, la estrella iba dirigida a un bar parisino llamado como éste, 'Bouche á Oreille', pero que se encuentra a 180 kilómetros del suyo, en Boutervilliers y con una estética muy diferente al premiado por error. El primero es un bar de carretera, el segundo es un restaurante de moqueta y manteles de lino.

Ante la confusión, los responsables de la Guía Michelín se han visto obligados a pedir perdón a ambos restaurantes, aunque la publicidad y la semana de 'gloria' no se la va a quitar nadie a este pequeño bar de carretera.