Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

LOS ARTISTAS SE CANSAN DE SPOTIFY

Los artistas crean su propia plataforma de música en streaming: Tidal

Los artistas se han cansado de intermediarios y no quieren compartir sus beneficios innecesariamente. Por eso se han unido para crear su propia plataforma de escucha de música en streaming, Tidal, y plantar cara a servicios como Spotify o Deezer. Entre los cabecillas de la idea se sitúan Jay Z, Madonna, Beyoncé, Alicia Keys, Daft Punk o Deadmau5.

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 26/01/2018 a las 00:20 horas

Los principales impulsores en la presentación de Tidal

Los principales impulsores en la presentación de Tidal / europafm.com

Un nuevo actor salta al terreno de juego de la música en streaming: los propios artistas. Si el penúltimo paso de los artistas por tener mayor control en su música era el crowdfunding, el último se llama Tidal. Y es que los creadores se han cansado de que sus beneficios se escurran en procesos intermediarios. Lo quieren todo y lo quieren ahora. Por eso se han reunido este pasado lunes en Nueva York para presentar Tidal.

El grande, el amo, el magnate de la música negra, Mr Carter, Jay Z compraba la compañía Aspiro a principios de año por 56 millones de dólares y decidía hacer partícipes como copropietarios a su esposa Beyoncé, Madonna, Alicia Keys, Rihanna, Daft Punk, Jack White, Kanye West, Nicki Minaj, Chris Martin de Coldplay, Calvin Harris, Arcade FireDeadmau5 y Usher. Es la gran diferencia con el resto de plataformas, que los propios creadores son propietarios.

"Creemos que preservar el valor de la música y asegurar una industria fuerte y saludable para los próximos años es importante para todos", aseguró Alicia Keys durante la presentación de la compañía en Nueva York.

Tidal se presenta como alternativa a Spotify o Deezer y ya tiene 500.000 adeptos que pagan religiosamente, porque todas sus suscripciones son de pago (9,30€ la versión básica y 18,60€ la versión con más calidad de sonido, no existe versión gratuita), ya que no emiten anuncios. Defienden que su música tiene 4 veces más calidad que la competencia (aunque no se sabe cuan valorado es poder escuchar una canción a 320kbps o a 1.411kbps) y promete contar con contenidos exclusivos de sus artistas. El catálogo es muy similar a sus competidores, rondando los 25 millones de canciones, y posee aplicaciones tanto para Android como iOS y versión web disponibles en 30 países (entre ellos, España).

Plantar cara a Spotify no le va a resultar fácil. La compañía sueca, en rodaje desde 2006, tiene ahora mismo 60 millones de usuarios en todo el mundo, de los cuales 15 millones pagan la suscripción y los otros utilizan el servicio gratuito con publicidad. Se prevé que Apple también ofrezca su servicio de música en streaming Beats Music a lo largo de este año. Así que coge sitio porque la batalla está a punto de empezar...

Sin embargo, paralelamente, también ha habido muchas críticas en las redes sociales al servicio de algunos que consideran que es un instrumento que hará más ricos a figuras como Jay Z que ya, de por sí, tienen mucho dinero.