Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

LOS ARTISTAS SE CANSAN DE SPOTIFY

Los artistas crean su propia plataforma de música en streaming: Tidal

Los artistas se han cansado de intermediarios y no quieren compartir sus beneficios innecesariamente. Por eso se han unido para crear su propia plataforma de escucha de música en streaming, Tidal, y plantar cara a servicios como Spotify o Deezer. Entre los cabecillas de la idea se sitúan Jay Z, Madonna, Beyoncé, Alicia Keys, Daft Punk o Deadmau5.

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 23/10/2015 a las 09:54 horas

Los principales impulsores en la presentación de Tidal

Los principales impulsores en la presentación de Tidal / europafm.com

Un nuevo actor salta al terreno de juego de la música en streaming: los propios artistas. Si el penúltimo paso de los artistas por tener mayor control en su música era el crowdfunding, el último se llama Tidal. Y es que los creadores se han cansado de que sus beneficios se escurran en procesos intermediarios. Lo quieren todo y lo quieren ahora. Por eso se han reunido este pasado lunes en Nueva York para presentar Tidal.

El grande, el amo, el magnate de la música negra, Mr Carter, Jay Z compraba la compañía Aspiro a principios de año por 56 millones de dólares y decidía hacer partícipes como copropietarios a su esposa Beyoncé, Madonna, Alicia Keys, Rihanna, Daft Punk, Jack White, Kanye West, Nicki Minaj, Chris Martin de Coldplay, Calvin Harris, Arcade FireDeadmau5 y Usher. Es la gran diferencia con el resto de plataformas, que los propios creadores son propietarios.

"Creemos que preservar el valor de la música y asegurar una industria fuerte y saludable para los próximos años es importante para todos", aseguró Alicia Keys durante la presentación de la compañía en Nueva York.

Tidal se presenta como alternativa a Spotify o Deezer y ya tiene 500.000 adeptos que pagan religiosamente, porque todas sus suscripciones son de pago (9,30€ la versión básica y 18,60€ la versión con más calidad de sonido, no existe versión gratuita), ya que no emiten anuncios. Defienden que su música tiene 4 veces más calidad que la competencia (aunque no se sabe cuan valorado es poder escuchar una canción a 320kbps o a 1.411kbps) y promete contar con contenidos exclusivos de sus artistas. El catálogo es muy similar a sus competidores, rondando los 25 millones de canciones, y posee aplicaciones tanto para Android como iOS y versión web disponibles en 30 países (entre ellos, España).

Plantar cara a Spotify no le va a resultar fácil. La compañía sueca, en rodaje desde 2006, tiene ahora mismo 60 millones de usuarios en todo el mundo, de los cuales 15 millones pagan la suscripción y los otros utilizan el servicio gratuito con publicidad. Se prevé que Apple también ofrezca su servicio de música en streaming Beats Music a lo largo de este año. Así que coge sitio porque la batalla está a punto de empezar...

Sin embargo, paralelamente, también ha habido muchas críticas en las redes sociales al servicio de algunos que consideran que es un instrumento que hará más ricos a figuras como Jay Z que ya, de por sí, tienen mucho dinero.