Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

EN UNA ENTREVISTA A AMERICAN WAY

Demi Lovato sobre su adicción a las drogas y trastornos: "Iba a morir joven"

Demi Lovato no esperaba llegar a los 21 años, debido a sus problemas con las drogas y trastornos. En una entrevista a American Way, confiesa que se automedicaba con alcohol, cocaína y OxyContin, un analgésico que provoca reacciones similares a la heroína y al opio. Le diagnosticaron trastorno bipolar como a su padre, y luchó contra la bulimia como su madre.

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 27/06/2016 a las 16:33 horas

Demi Lovato habla de sus adicciones en la revista American Way

Demi Lovato habla de sus adicciones en la revista American Way / American Way

Demi Lovato ha vuelto a sincerarse en la edición de julio de la revista American Way, editada por American Airlines. La cantante de Cool for the summer ha vuelto a enfrentarse a los demonios del pasado, las drogas y los trastornos alimentarios. Demi cuenta que empezó de bien jovencita a padecer trastornos alimentarios, cuando participaba en certámenes de belleza infantil, desde los siete a los doce años, situaciones que le crearon inseguridades "al subir a la pasarela y ser juzgada por mi belleza". Tanto su madre Dianna Lee Hart, animadora de los Dallas Cowboys, como su abuela hicieron frente a la bulimia: "Cuando tienes 2 o 3 años y convives con alguien que pesa 80 libras (36 kilos) y que tiene un trastorno de la alimentación, es difícil no llegar a ser como ella".

Su infancia no fue fácil. Cuando tenía un año y medio su madre se divorció de su padre, Patrick Lovato, que falleció en 2013. Su relación con Patrick era tensa, ya que sufrió su propia batalla con el abuso de sustancias y el trastorno bipolar. Y a los nueve años empezó a comer compulsivamente, a vomitar y a hacerse cortes en la piel. "Cuando gané peso porque me estaba convirtiendo en una mujer, yo miraba los pósters en la pared de mi habitación y me decía a mí misma, ‘espera, esta no soy yo. Me estoy poniendo gorda en las caderas y en el culo", relata. "Yo vivía rápido y que iba a morir joven... No pensaba que fuera a llegar a 21", dice Lovato.

Han pasado ya más de cuatro años desde su paso por rehabilitación, pero admite que sigue asistiendo a las reuniones de Alcohólicos Anónimos para mantenerse firme en sus convicciones. Demi Lovato actualmente utiliza su fama para crear conciencia sobre la aceptación de uno mismo. "Cuando hago Meet&Greet con fans, en innumerables ocasiones me encuentro a chicas mostrándome sus cortes y cicatrices y me dicen 'gracias a ti he salido de todo esto, ya no me autolesiono' y cuando lo escucho, pienso que mi vida cobra sentido".