Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

CRITICA '1989'

Jared Leto pide perdón públicamente a Taylor Swift y demanda a TMZ por publicar un vídeo privado criticándola

Aparentemente entre Jared Leto y Taylor Swift existía una buena amistad, aunque la artista ha debido sentirse traicionada al publicarse un vídeo privado del vocalista de 30 Seconds To Mars criticando su álbum 1989. El cantante no ha dudado en demandar al portal TMZ, donde se ha publicado el vídeo; tras pedir perdón públicamente a Taylor.

Cristina Merino | Barcelona | Actualizado el 10/12/2015 a las 11:44 horas

Jared Leto y Taylor Swift

Jared Leto y Taylor Swift / Getty

Todos sus compañeros de profesión saben que no es conveniente llevarse mal con Taylor Swift, o si no te dedicará una canción en su próximo álbum rodeada de su grupito de amigas. Y si no que se lo digan a Katy Perry. Jared Leto lo sabe bien y no ha dudado en pedir perdón a la artista después de que haya salido a la luz un vídeo privado donde criticaba el último disco de la cantante.

En el vídeo se puede ver a Jared en una habitación junto a un amigo escuchando algunas canciones de 1989, el último álbum de Taylor Swift. El vocalista de 30 Seconds To Mars critica la falta de originalidad de su teóricamente amiga diciendo que sus canciones suenan a Sia o a Charli XCX y finalmente lo escuchamos decir que no le interesa para nada la música de la artista.

"La verdad es que creo que Taylor Swift es alucinante. Además de un ejemplo increíble de lo que el ser humano es capaz. Si he herido sus sentimientos o los de sus fans, mis más sinceras disculpas", ha escrito Jared Leto en Twitter después de descubrirse el vídeo.

Además, ha declarado que ha presentado una demanda al portal TMZ, donde se ha publicado el vídeo; al tratarse de material robado: "El pasado domingo fui alertado que TMZ había adquirido secuencias de un vídeo personal y privado en mi casa y que estaban planeando filtrarlo. Mi equipo notificó inmediatamente a TMZ que yo tenía el material de archivo y que su fuente no tenia ningún derecho de venderlo. Eligieron publicarlo de todos modos. Seamos claros. Esto era material robado. Es una invasión de la privacidad. Y ambas son legal y moralmente incorrectas", y añade: "He decidido presentar esta demanda, no porque quiera, sino porque espero que esto anime a más personas a dejar de negociar con bienes robados, seguir el procedimiento legal adecuado y para motivar la consideración adicional de los daños que esto puede acarrear".