Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

¿ES UN ROBOT O UNA PERSONA?

Britney Spears y otros artistas que se han pasado con el auto-tune (y tenemos la prueba)

Probablemente alguna vez en la vida al escuchar una canción de Britney Spears habréis pensado: ¿es ella o se trata de un robot? Y es que la cantante de Oops… I Did It Again es una de las que históricamente más gustirrín le ha cogido a eso de utilizar el retoque digital de su voz para hacerla sonar afinada. Pero no es la única.

Álex Vilalta | Barcelona | Actualizado el 05/10/2016 a las 17:00 horas

Parece que la tendencia del auto-tune, que así es como se llama el aplicativo informático que maravillosamente afina tu voz dotándola de un sonido robótico, se ha convertido en un ‘must’ en la última década: ya no solo lo utilizan raperos y cantantes de reggaetón que ya lo usaban años atrás, sino que ya se ha popularizado entre los cantantes de pop y de rock para acabar de perfeccionar sus canciones. Pero eso conlleva un peligro: ¿qué pasa cuando tienen que actuar en directo?

La publicación del último álbum de Britney Spears el pasado mes de agosto nos ha dejado ver a una princesa del pop mucho más melódica y alejada del EDM del que últimamente era la reina. Pero también nos ha traído a una Britney con una voz mucho más artificial y robotizada. Ojo, que no estoy valorando sus dotes como cantante, sino que el aumento de la utilización del auto tune en este trabajo ha robotizado la voz de la cantante, convirtiéndola en una extraña a oídos de muchas personas. Vamos, que la que canta podría ser ella o mi tía Carmen.

Quizás por eso, cada vez que la cantante realiza un show tiene la necesidad de hacer uno de los mayores playbacks de la industria musical del momento, ya que resulta tremendamente complicado utilizar este programa en directo. Pero vamos a ser francos, la Brit no es la única que se ha pasado con la robotización de su voz. Artistas como Kanye West, T-Pain, Chris Brown o Kesha han tirado de este recurso fácil para no tener que dar tantas clases de canto. Pero ellos no son los únicos, y es que artistas con una gran carrera en la industria musical también han abusado de esta herramienta. Es el caso de Miley Cyrus, que después de decir adiós a Hannah Montanna decidió adoptar como mejor amigo al programa de mejora de la voz en canciones como We Can’t Stop

O Nicky Minaj en Starship

O Justin Bieber en What Do You Mean

O Rihanna en We Found Love también ha utilizado el autotune:

Así como Pitbull e incluso Madonna (lo siento enamorados de los 80s, pero hay que reconocer que la artista se pasa con el auto-tune en Bitch I’m Madonna:

Incluso La Oreja De Van Gogh parece haberse sumado a esta terrible moda en su último single Verano:

La creación de este programa tan amado por los artistas y tan sufrido por los que después tenemos que escucharlos ha propiciado algo que probablemente ni tan siquiera se habían propuesto sus creadores: ahora cualquiera puede ser ‘cantante profesional’. Y sino que se lo digan a la televisiva Ylenia Padilla, que en 2015 saltó al panorama musical con su hit Pégate:

Un auténtico homenaje al auto-tune. Pero cuando se pasan con los retoques en su voz es muy importante que recuerden hacer siempre playback, o les puede pasar lo mismo que a Katy Perry con la terrible interpretación de Fireworks que hizo en Madrid en 2010 para los MTV EMA. ¡Taparos los oídos!