Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

SEGÚN UN ESTUDIO

La tristeza pasajera es más beneficiosa que la felicidad absoluta

¿Sabías que un sentimiento controlado de tristeza puede beneficiarnos física y mentalmente? ¡Te contamos cómo!

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 18/05/2017 a las 21:04 horas

Una mujer con rostro triste.

Una mujer con rostro triste. / EFE

Hoy en día, las emociones humanas, tales como la tristeza temporal, son tratadas como trastornos. La publicidad manipuladora de marketing y auto-ayuda sostiene que la felicidad debe estar siempre presente, sin embargo, el mal humor es una parte esencial en nuestra vida.

Nos pasamos la vida huyendo de la tristeza y haciendo todo lo posible por estar felices sin darnos cuenta de que estar tristes a veces, puede traer beneficios. Así lo ha señalado un nuevo estudio científico.

Tal y como expone la web Science Alert, la tristeza o los estados de ánimo negativos, generan muchos beneficios que no nos podíamos ni imaginar.

via GIPHY

Para llegar a estos resultados, los investigadores manipulan el estado de ánimo de las personas haciéndoles ver, por ejemplo, películas que alteren sus sentimientos en ese momento, ya sean tristes o felices y así, luego miden los cambios en el rendimiento en diversas tareas cognitivas.

Sentirse triste o de mal humor produce varios beneficios:

1. Mejora la memoria

En el estudio, un mal estado de ánimo (causado por el mal tiempo) dio lugar a la gente a recordar mejor los detalles de una tienda que acababa de abandonar. El mal humor también puede mejorar la memoria de los testigos mediante la reducción de los efectos de las diversas distracciones, como la información irrelevante, falsa o engañosa.

2. Juicios más precisos

El mal humor leve también reduce la credulidad y escepticismo creciente en la evaluación de los mitos urbanos y rumores, e incluso mejora la capacidad de las personas para tener una mayor exactitud a la hora de detectar un engaño. La gente de mal humor leve también es menos propensa a confiar en simples estereotipos.

3. Una mejor comunicación

Un pensamiento más atento y detallado promovido por un mal estado de ánimo puede mejorar la comunicación. La gente en un estado de ánimo triste utiliza argumentos más eficaces para convencer a otros. También hace mejorar la comprensión de frases ambiguas y genera una mejor comunicación hablada.

4. Mayor atención

Un mal estado de ánimo leve provoca que la gente preste mayor atención a las expectativas y normas sociales, y se trate a otros de una forma menos egoísta o más justa.

Otros beneficios:

1. La tristeza que transmitimos a los demás, deja ver nuestra vulnerabilidad en ese momento, algo que ayuda a tener relaciones más íntimas y duraderas.

2. Este mismo estado hace ver a los demás que no estamos compitiendo, de manera que es más fácil y efectivo conseguir ayuda estando mal.

3. Favorece la belleza estética y moral y genera vitalidad

via GIPHY

La importancia está en que estos periodos de angustia no sean crónicos sino pasajeros. Sólo así la tristeza puede hacernos aprender y resolver situaciones difíciles.

Últimas Noticias