HISTORIA LGTBIQ+

Cuándo se empezó a celebrar el Orgullo en Madrid y por qué Chueca es el lugar clave

Chueca ha pasado de ser un sitio degradado por el abandono, la droga y la marginación a ser el epicentro de la lucha por los derechos del colectivo LGTBIQ+. ¿Cuándo se produjo este cambio y por qué?

El barrio de Chueca, en Madrid, durante las fiestas del Orgullo LGTBIQ+
El barrio de Chueca, en Madrid, durante las fiestas del Orgullo LGTBIQ+ // Getty Images

Patricia Camacho

Madrid 28/06/2022 07:04

El 28 de junio se celebra en todo el mundo el Día del Orgullo LGTBIQ+ y Madrid se muestra como uno de los epicentros de este movimiento al contar con unas fiestas de gran proyección internacional.

Este año las celebraciones cambian de fecha y van del viernes 1 de julio al domingo 10 debido a la cumbre de la OTAN. Los días previos las calles de la capital volverán a llenarse de banderas de arcoíris y habrá un barrio en el que ondearán con más fuerza, el barrio de Chueca.

Chueca, de una zona marginada al epicentro del movimiento

La historia de Chueca no siempre estuvo vinculada a la del colectivo LGTBIQ+. En los años 70 y principios de los 80 era un sitio degradado por el abandono, la droga y la marginación, pero en 1989 este barrio del centro de Madrid pasó a convertirse en la sede central de la comunidad LGTBIQ+ para la celebración del Día del Orgullo. Este hecho supuso un antes y un después para la zona.

Antes de ese año, Chueca era un barrio de mala fama con unas elevadas cuotas de mortalidad entre la gente joven. Nadie quería vivir allí, por lo que los precios de los alquileres habían bajado estrepitosamente y solo aquellas personas que vivían en la marginalidad se mudaban al barrio, entre ellos, las personas del colectivo LGTBI+.

"Estábamos aquí porque era donde nos dejaban, no porque fuera una elección o un barrio superpositivo o abierto”, señala Miguel Ángel Sánchez, el presidente de la Fundación Triángulo, en el documental Chueca.

El inicio de la movida madrileña en Chueca

Volviendo a los años 70. En 1977 se celebró el primer Orgullo de la historia en Barcelona, en un contexto en el que España acababa de dejar atrás el régimen dictatorial del general Francisco Franco para regirse por una Constitución que restauraba la democracia.

Un año más tarde, en 1978, se despenalizó el ser gay, lesbiana, bisexual o transexual, por lo que las cosas comenzaron a mejorar para el colectivo, aunque todavía se veían sometidos a una gran discriminación. De hecho, la Ley de Escándalo Público (vigente hasta 1989) consideraba inmoral, por ejemplo, que dos mujeres se dieran un beso en la calle.

A esto hay que añadir el nacimiento en los años 80 de la Movida Madrileña, que tuvo como uno de sus epicentros el barrio de Chueca, que poco tardó en convertirse en un sitio de concordia donde la comunidad gay y lesbiana de la capital estableció su lugar de referencia.

La transformación del barrio

La inseguridad y la marginalidad entorno a la plaza de Chueca, uno de los mercados de la heroína en Madrid, aún era patente a comienzos de los 90, aunque eso no impidió que proliferasen multitud de locales de ambiente enfocados, especialmente, a un público masculino homosexual.

El año clave fue 1993 cuando abrió la primera librería LGTBI+ de España, Berkana, lo que supuso que las personas del colectivo pasaran a ser visibles también durante el día. A su vez, los negocios fueron prosperando y los hosteleros comenzaron a alquilar y adquirir cada vez más locales en una zona que empezaba a estar en pleno auge.

Así, la diversidad se convirtió en uno de los aspectos más destacados del barrio y el colorido comenzó a ser algo habitual en cada escaparate.

Los primeros pasos del Orgullo en Chueca

Un año después, en 1994, Chueca fue elegido por la comunidad LGTBIQ+ para llevar a cabo su primera gran reivindicación, a la que apenas asistieron 500 participantes. La cifra se multiplicó por cuatro al año siguiente, cuando asistieron unas 2.000 personas.

Con el paso de los años, la celebración del Orgullo en España fue aumentando las cifras de asistentes para dar el salto a nivel internacional en 2007 con la llegada del Europride. De esta forma, Chueca resonó por primera vez fuera de las fronteras españolas como barrio LGTBIQ+ gracias a una asistencia aproximada de 250.000 personas de todo el mundo.

Chueca, una marca internacional

En Chueca nacieron asociaciones como la de COGAM (Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid) y FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más), entre otras. Asimismo, es donde el Orgullo se convirtió en la fiesta que es hoy en día y es el centro del movimiento en Madrid y España.

Gracias al colectivo, Chueca pasó de ser uno de los lugares más decadentes de la capital a convertirse en un referente internacional de tolerancia y respeto.

Te puede interesar