Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

NO EXISTE LA "BELLEZA PERFECTA"

Ni Alba Flores necesita rinoplastia ni Adele está mejor delgada: los estigmas de la belleza en 2020

Por segunda vez en lo que llevamos de año, la nariz de Alba Flores se ha vuelto viral tras mostrarse cómo quedaría si la actriz se sometiera a una rinoplastia. Aunque afortunadamente muchos usuarios se han indignado ante este cambio en su rostro, otros aseguran que está más guapa. Algo similar ocurrió con la última imagen de Adele, en la que se ve bastante más delgada y que deja claro que todavía no hemos roto con los cánones de belleza "perfectos" y la idea de "lo que debe ser" un cuerpo o una cara bonita.

Cristina Merino
  Barcelona | 25/05/2020
La actriz Alba Flores

La actriz Alba Flores / Gtres

En los últimos días se está viralizando en diferentes redes sociales un vídeo de TikTok en el que se le realiza photoshop a una foto de la actriz Alba Flores para reducir de tamaño su nariz y alinear su tabique.

 

Una imagen que no es nueva, ya que a finales de enero, se utilizó la misma imagen para hacer un retoque similar, mostrando el antes y el después.

 

Un hecho que, afortunadamente, ha indignado a decenas de usuarios que han manifestado que les parece una falta de respeto que se indique que Alba estaría mejor con una nariz más pequeña.

La nariz de Alba Flores, como muchos usuarios coinciden, es una de sus señas de identidad. Le da personalidad y es un rasgo genético característico de su familia, como se podía apreciar en su padre, Antonio Flores; su tía Rosario Flores; o su abuela, Lola Flores.

Cuestionar si esta nariz, o cualquier otro rasgo físico, es bonito o no, es una muestra de que por mucho que estemos luchando por romper los cánones de belleza establecidos todavía queda mucho camino por recorrer.

Varios usuarios han elogiado el resultado final, comparándola algunos de ellos con Aitana Ocaña, cuya nariz si que entienden como "perfecta".

 

 

 

La comparación peyorativa de la actriz con el pico de un tucán o los numerosos comentarios que dicen que su nariz "no es perfecta, pero no pasa nada", dejan claro que seguimos con la creencia de que hay una "nariz perfecta", "una cara perfecta" o "un cuerpo perfecto".

Incluso hay una usuaria que da por hecho que esa nariz en una persona adolescente y anónima será objeto de burla en el colegio; y otra usuaria justifica que la defienden porque es famosa: "Os encanta su nariz porque es Alba Flores".

Comentarios que si bien, muchos no faltan al respeto, muestran que como sociedad seguimos guiándonos por unos cánones de belleza que hace que muchas personas se sientan acomplejadas por no encontrarse en ellos.

Otro caso reciente de este tipo fue la última foto que publicó Adele, en la que se le ve visiblemente más delgada que cuando se dio a conocer. En redes sociales surgió una gran oleada de comentarios elogiando la nueva imagen de la artista, asegurando que está mucho más guapa.

También habían otros muchos usuarios que insistían que Adele tiene una gran voz más allá de su peso, pero el caso es que a estas alturas sigue siendo Trending Topic que una persona baje de peso o la supuesta "mejora" en el rostro de alguien a través de la cirugía.

NO EXISTE UNA BELLEZA PERFECTA

En 2020 deberíamos entender que la estética es subjetiva, y que si una persona elige operarse para tener una nariz pequeña o hacer dieta para perder kilos, es una opción personal y eso no significa que esté "mejorando".

Es algo tan simple como quién elige dejarse el pelo largo o teñírselo de otro color. No debe ser criticable pero tampoco elogiable, es simplemente una elección estética que no debe realizarse para sentirse "socialmente aceptado".

Durante los últimos años el mundo de la moda, uno de los grandes responsables de la creación de un supuesto cánon de belleza "perfecto", está reinventándose para dar visibilizar a todo tipo de bellezas.

Muchas firmas han optado por escoger modelos de diferentes pesos, estatura, complexión física e incluso han dejado de recurrir al retoque gráfico para eliminar las mal llamadas "imperfecciones" como celulitis o estrías.

UNA PRESIÓN MAYOR PARA LAS MUJERES

Por otro lado, más allá de "aceptarnos como somos", es importante que valoremos la importancia de no ser (ni querer ser) igual que el resto.

En el magnífico libro Cómo ser mujer, la periodista británica Caitlin Moran habla con mucho humor sobre la cirugía estética en la sociedad actual, explicando lo que se encontró al llegar en una entrega de premios en Londres.

"Los rostros de los hombres eran lo que cabía imaginar [...] Hombres de cuarenta, cincuenta y sesenta años. Hombres con dinero, bien cuidados", empieza para ir directamente a lo que le sorprendió.

"Pero las mujeres: oh, las mujeres parecen todas iguales [...] Cuando se acercan a los 35, 36 y 37 años empiezan los primeros rasgos de homogeneidad. Labios que parecen inflarse hacia arriba y hacia afuera, de forma ilógica, frentes brillantes, estiradas. Algo indefinible, pero definitivamente extraño en las mejillas y en la mandíbula. Ojos estáticos muy abiertos, como si acabaran de ver su última factura", bromea visibilizando lo que ocurre cuando todos intentamos adaptarnos a un mismo cánon de belleza.

Últimas Noticias