LA HISTORIA DEL CANTANTE

El Alejandro Sanz más personal: quién es su actual pareja, cuántos años tienen sus hijos y su duro episodio de agotamiento psíquico

Alejandro Sanz es pura inspiración dentro y fuera del escenario. Tanto es así, que el madrileño se ha hecho con una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, dentro de la categoría de grabación.

Alejandro Sanz
Alejandro Sanz // Getty images

Europa FM

Madrid 01/10/2021 16:28

Pocos hitos le quedan ya por conquistar a Alejandro Sanz. El artista madrileño de 52 años nació en diciembre 1968participó el pasado verano en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio y este viernes 1 de octubre inaugura su estrella en el paseo de la fama de Hollywood.

El cantante suma un éxito más en su carrera, que arrancó siendo aún muy joven. Con solo siete años ya sabía tocar la guitarra, aunque su auténtico despegue se dio en el año 1991 cuando firmó su primer contrato musical y grabó el disco Viviendo deprisa.

Seis años después llegó el archiconocido Más y la canción Corazón partío, que lo convirtió en uno de los artistas más conocidos en España. El mal de amores le hizo triunfar en 1997, aunque en otros momentos le hizo sufrir mucho. Alejandro Sanz ha pasado por muchas idas y venidas sentimentales en estos 30 años de carrera, en los que ha tenido cuatro hijos y varias crisis sentimentales. Hoy si se le pregunta por el tema, debería decir que el amor ha triunfado.

Quién es Rachel Valdés, la novia de Alejandro Sanz

La culpable de la felicidad del cantante tiene nombre y apellidos: Rachel Valdés. La artista cubana de 31 años ha conseguido conquistar el corazón de Alejandro Sanz.

Les une una pasión común: el arte. Valdés es pintora y Alejandro Sanz también ha hecho sus pinitos en esta disciplina. El cantante ha reconocido sentir una "profunda admiración" por su actual pareja: "No puedo evitarlo. Es admiración. Ser arista significa entender un sentimiento y transportarlo para que sea eterno. Ella pincela latidos. ¿Los oís?".

La relación se hizo oficial en octubre de 2019, cuando la pareja protagonizó la portada de la revista ¡Hola! junto a Manuela, la hija del cantante. Un mes más tarde acudieron juntos a la ceremonia de entrega de los Grammy Latino de 2019. No solo aparecieron juntos, Alejandro Sanz fue más allá cuando antes de subir al escenario se acercó a su chica y le dio a su chica un primer beso ante las cámaras.

Los cuatro hijos de Alejandro Sanz

Manuela, la tercera protagonista de la portada de ¡Hola!, es la hija mayor de Alejandro Sanz. La joven nació el 28 de julio de 2001. Es hija de Jaydy Michel y un fenómeno en Instagram. Abrió la cuenta junio de 2020 y ya suma casi 100.000 seguidores.

El siguiente hijo de Alejandro Sanz es Alexander, el menos conocido del clan, ya que sus padres nunca mantuvieron una relación estable. El joven nació en noviembre de 2003 fruto de una relación extramatrimonial de Alejandro Sanz y la diseñadora Valeria Rivera. Cuatro años después, en diciembre de 2006, hizo pública su paternidad a través de un comunicado compartido en redes: "Ante el peligro de que aspectos íntimos de mi vida se vean quebrantados con infundadas especulaciones, opto yo mismo por comunicar lo que en realidad nunca he ocultado a mi entorno más cercano, y es que soy padre orgulloso de un niño de nombre Alexander nacido fuera de mi relación por todos conocida".

Sanz tiene ahora una estrecha relación con su hijo, que participa en sus giras tocando el trombón.

Dylan y Alma son los nombres los pequeños del clan, fruto de la relación de Alejandro Sanz y Raquel Perera, empresaria y psicóloga española. La pareja se casó en 2012 y se divorció oficialmente el 3 de septiembre de 2020 tras un año viviendo separados y emprendiendo caminos diferentes.

Dylan, a quien dedicó la canción Capitán tapón (2015), nació en en julio de 2011 y Alma, para la que escribió Mi persona favorita (2019), lo hizo en julio de 2014.

Las mujeres de Alejandro Sanz

Los cuatro hijos de Alejandro Sanz son fruto de relaciones ya rotas. Por el corazón del cantante han pasado muchas mujeres, y a la gran mayoría las hemos ido conociendo a lo largo de los años. Antes de Rachel Valdés hubo otros nombres, aunque seguro que alguno se te había olvidado.

Raquel Perera

La empresaria y psicóloga española fue la segunda mujer de Alejandro Sanz. La pareja se casó el 23 de mayo de 2012 y lo celebró tres días después. Sanz y Perera sorprendieron a sus amigos, a los que habían convocado para celebrar el bautizo de su hijo Dylan en la finca que Alejandro Sanz tiene en Badajoz.

Raquel Perera y Alejandro Sanz title=
Raquel Perera y Alejandro Sanz // Gtresonline

El matrimonio se rompió siete años después. En julio de 2019 hicieron pública su separación a través de Instagram y un año después firmaron un divorcio, cuya gestión no fue fácil. La propia Perera reconoció que en un momento se torció y que llegó a no reconocer a su ex. "Para ser sincera, creo que nuestra historia de amor no se merecía un final con jueces", contó en una entrevista en exclusiva en ¡Hola!

Marta Marín

Profesora de yoga y masajista, Marta Marín afirmó en marzo de 2012 en la revista Lecturas que en noviembre de 2007 conoció a Alejandro Sanz en un concierto de Las Vegas y empezaron un relación amorosa que duró cuatro años. El idilio acabó en julio de 2011, el mismo día que nació Dylan, hijo del cantante y Raquel Perera. Es decir, simultaneó con Raquel Perera.

Valeria Rivera

La relación de Alejandro Sanz y Valeria Rivera salió a la luz en diciembre de 2006, aunque se remonta a principios de los 2000. En esa fecha el cantante emitió un comunicado para explicar que tenía un hijo con la diseñadora de Puerto Rico. El pequeño es Alexander y nació el 18 de noviembre de 2003. Según las declaraciones que diseñadora dio a la revista ¡Hola!, el noviazgo fue largo: "Mi relación con Alejandro duró siete años y tuvo lugar al mismo tiempo que estaba con Jaydy Michel".

Jaydy Michel

Jaydy Michel fue la primera mujer de Alejandro Sanz. El cantante y la modelo mexicana empezaron su relación en 1995. Al principio llevaron su relación en secreto y el 30 de diciembre de 1998 decidieron dar el paso y casarse en Balí. Fue una ceremonia oficiada por un monje hindú.

Alejandro Sanz y Jaydy Michel en 2001 title=
Alejandro Sanz y Jaydy Michel en 2001 // GTRES

Tres años después nació en Madrid la primera hija del cantante, Manuela. Y, poco tiempo después, la pareja anunció su ruptura. En enero de 2007, la modelo aseguró en una revista que se enteró de que Alejandro tenía un hijo con otra mujer mientras aún estaban juntos. También decía que había intentado seguir con Alejandro pese a ello, pero que la cosa no funcionó.

Alba Molina

La cantante Alba Molina, hija de Lole y Manuel, fue una de las primeras parejas conocidas de Alejandro Sanz. Nacida en 1978, la suya fue una relación fugaz que duró muy pocos meses. Su noviazgo comenzó en agosto de 1994 y terminó en noviembre de ese mismo año. Las razones principales que empujaron a la pareja a poner punto y final en su relación fueron varias desavenencias y un distanciamiento entre ambos que terminó enfriando la llama de lo que prometía ser una maravillosa unión.

Ingrid

En marzo de 1992, varias publicaciones mostraban indicios de una posible relación amorosa entre el cantante y la presentadora venezolana que disfrutaba de su gran éxito en Miami. Aquello fue cuando estaba empezando su carrera y Alejandro Sanz rápido salió a desmentir todos los rumores.

Marta

Marta fue su novia de la adolescencia. A pesar de que no se sabe el año exacto en el que iniciaron su noviazgo, tuvieron varias idas y venidas hasta que en 1986 llegó la ruptura definitiva. Sanz la cita en una de sus canciones más famosas Mi primera canción. Sin embargo, no es la única mujer que protagoniza las letras del sencillo, ya que entre los versos aparecen otros nombres como María, Almudena y Bea.

El duro episodio de agotamiento psíquico

Igual que en estos 30 años hemos conocido la vida sentimental del artista, también hemos vivido con él otros momentos muy personales.

Uno de ellos fue un duro episodio de agotamiento psíquico que le llevó a vivir una crisis psíquica que le obligó a hacer una parada en su Tren de momentos, con el que viajó por toda Norteamérica, Latinoamérica y Europa.

Sanz se sinceró sobre su estado de salud en una entrevista para El País. El artista declaró sentir que le faltaba el aire durante una de las actuaciones en México programadas en su gira 2007-2008: "Me sentía cansado y, sin ganas de comunicarme con los demás. Casi me desmayé durante un show. Un yuyo que me asustó, nunca me había pasado". Este agotamiento no tenía que ver con el ajetreo que supuso la promoción y la gira de conciertos, sino con "la carga de lo anterior".

Sanz se refería a varios problemas personales que le habían afectado durante los meses anteriores. Entre ellos, el presunto chantaje por parte de sus empleados, la publicación de la noticia de que tenía un hijo nacido de su relación con Valeria Rivera y su separación de Jaydy Michel. "Te meten en un circo mediático donde la gente quiere ser juez, fiscal y testigo. Pero nunca he dejado que esa tropa me manipule" aseguró.

Durante la entrevista, Sanz también habló sobre el tratamiento que le permitió recuperarse y retomar la gira donde presentaba el álbum Tren de momentos: "Dedico doce horas a una terapia que incluye deporte y charlas con los psicólogos: Se trata de realizar un trabajo con lo que aquí llaman defectos de carácter". Además, añadió que la crisis le llevó a tomar una drástica decisión: "No habrá más fiestas después de los conciertos"-

El día que sus empleados le echaron pastillas en la comida

La crisis de Alejandro Sanz coincidió con el episodio de chantaje que vivió en su casa en 2007. Fue por parte de sus empleados y el caso acabó en los tribunales.

En Viajando con Chester confesó a Pepa Bueno que todo partió del matrimonio encargado de cuidar su casa. Ambos, le amenazaban con publicar su acuerdo de divorcio (era la época en que se separó de Jaydy Michel) y fotos íntimas a cambio de medio millón de dólares. Sanz dijo que consiguió "no caer nunca en chantajes".

"Me dolió y me sorprendió. Nunca pensé que la gente fuese capaz de determinadas cosas, de contar mentiras e intentar chantajearte. Era confiado", explicó en el programa. Además, llegó a afirmar que incluso le ponían pastillas en la comida: "Eran malas personas. La mujer de este tío me ponía pastillas para dormir en la comida. Hacía unas cremitas por las noches, le ponía una sonrisita y unas pastillas para dormir. De película de miedo, te lo juro".

De acuerdo con las declaraciones del artista, lo que el matrimonio buscaba era "quitarlo del medio". "Ellos vivían muy cómodos cuando yo no estaba. Yo pasaba temporadas fuera. y aparecieron fotos de ellos celebrando bodas de un primo suyo dentro casa, de todo".

A pesar de esta experiencia, Alejandro Sanz jamás ha perdido la confianza ante las personas y ha aprendido a perdonar y olvidar.