EN EL FESTIVAL DE TRIBECA

Taylor Swift desvela nuevos secretos ocultos en su corto "All Too Well"

Taylor Swift y el cineasta Mike Mills han protagonizado una charla en el Festival de Tribeca en la que han hablado sobre algunos detalles de All To Well: The Short Film, el cortometraje en el que, supuestamente, la cantante narra la relación sentimental que tuvo con Jake Gyllenhaal.

Taylor Swift en el estreno de "All Too Well: The Sort Film"
Taylor Swift en el estreno de "All Too Well: The Sort Film" // Getty

Europa FM

Barcelona 13/06/2022 14:55

Taylor Swift ha dado más información sobre los detalles escondidos en su famoso corto All To Well: The Short Film, que dio mucho que hablar hace unos meses por narrar, supuestamente, su historia con Jake Gyllenhaal, nueve años mayor que Swift.

Lo ha hecho durante su aparición en el Festival de Tribeca, donde ha proyectado el cortometraje y tuvo una charla con el cineasta Mike Mills. Lo primero que quiso dejar claro Taylor al inicio de la conversación, es que este vídeo nunca se concibió como un vídeo musical: "Abordamos todo de manera diferente".

La artista de 32 años, ha explicado que después de tantos años protagonizando sus propios videoclips, empezó a meter mano en el tema del montaje. Y eso le llevó a querer estar al otro lado de la cámara y dirigir su propio cortometraje.

Si bien ha afirmado que en el algunos momentos le invadió el síndrome de la impostora, creyendo que se estaba entrometiendo en el campo profesional de otras personas, Mills la ha tranquilizado explicándole que no todos los cineastas tienen formación previa, si no que se dejan llevar por la intuición.

Los 'easter eggs' de 'All Too Well'

"Quería hacer una película sobre una joven efervescente y curiosa que termina completamente fuera de sí. ¿Sabes cuando estás caminando hacia el océano? Es tan divertida la idea de salir tan lejos que tus pies no tocan el suelo. Pero puedes dejarte llevar", ha explicado por primera vez sobre los orígenes de este cortometraje.

All Too Well: The Short Film está protagonizado por la actriz Sadie Sink, conocida por su papel de Max Mayfield en Stranger Things; y por a estrella de Teen Wolf, Dylan O'Brien. Mientras Sadie interpreta a una versión más joven de Taylor, Dylan daba vida, supuestamente, al exnovio de la cantante en esa época, Jake Gyllenhaal.

Jake Gyllenhaal y Taylor Swift
Jake Gyllenhaal y Taylor Swift // Twitter

Su visión de Jake Gyllenhaal

Taylor nunca ha querido reconocer públicamente que tanto la canción como el cortometraje está inspirado en su relación con Gyllenhaal. Sin embargo, O'Brien, que ha aparecido junto a Sadie por sorpresa en la charla, ha arrojado algo de luz sobre la primera conversación que tuvo con Swift.

"Nunca lo olvidaré, dijiste: 'Necesitamos que este tipo sea agradable a pesar de que va a ejecutar algunas cosas realmente desagradables. Es una perspectiva tan matizada que tiene Taylor. No es blanco y negro. Él no es un monstruo. Es solo un niño narcisista y ególatra", ha explicado el actor entre una gran ovación del público.

Por su parte, Taylor ha añadido: "Quería que se sintiera como si la unión fuera inevitable y que la separación fuera igual de inevitable. Quería que se sintiera como si hubiera fuerzas en juego y no pudieran evitar que chocaran o se desmantelaran".

Los títulos de los capítulos del libro de Sadie Sink

En el corto, Sadie Sink es escritora, algo en lo que coincide con la propia Taylor Swift. "Es uno de los dispositivos narrativos que me encantó esparcir a lo largo del cortometraje”, ha explicado la cantante. "Cuando el personaje de Sink le dice al de O'Brien: '¿Hablas en serio? Siento que te inventé', presagia el hecho de que algún día escribirá un libro e interpretará a su personaje en una novela", ha añadido.

De hecho, las tarjetas de título a lo largo de la película indican los títulos de los capítulos en el futuro libro de Sink. Un libro que se llega a publicar al final del corto, en el que la propia Taylor hace un cameo del mismo personaje 13 años después.

En esta escena final, el ex de Taylor mira a través de la ventana de una librería, aunque nunca se llega a mostrar su rostro. Sobre este final, Taylor ha asegurado que quiso dejar un final abierto a la interpretación del espectador: "Quería que nos preguntáramos: ¿él solo estaba viendo si ella estaba bien? ¿Estaba a punto de entrar pero se fue pensando: 'Es hora de dejarlo en paz'?. ¿La he hecho pasar suficiente?".

Te puede interesar