MAYOR PODER ANTIOXIDANTE

¿Cuáles son los principales beneficios del té negro?

Las propiedades del té negro son muchas y muy diversas. Descubra cómo este tipo de té con más sabor y aroma ayuda a tu organismo.

 ¿Cuáles son los principales beneficios del té negro?
¿Cuáles son los principales beneficios del té negro? // Pexels

Rosa Ibáñez

Madrid 01/08/2022 08:13

Cualquiera que se acerque a un establecimiento a comprar té, tendrá ante sí numerosas opciones –cada vez más– por las que decantarse. Las marcas tratan de llamar la atención del consumidor con sabores nuevos y para ello combinan los tipos de té básicos, es decir, aquellos que se conocen por el nombre de un color: blanco, rojo, verde y negro (menos conocidos son el azul y el amarillo).

Al provenir todos de la misma planta, la Camellia Sinensis, proporcionan beneficios muy similares. A continuación nos centraremos en las propiedades del té negro.

¿Qué peculiaridades tiene el té negro?

A pesar de que todos los tés tienen como origen la citada Camellia Sinensis –originaria del sudeste asiático y de la que China e India son los principales exportadores en la actualidad–, el tratamiento que se hace de ella es el que define qué tipo de productos vamos a consumir.

En el caso del té negro, su historia se debe a un error. En el siglo XVII, se equivocaron al dejar oxidar demasiado las hojas destinadas a hacer té verde, de modo que provocó que éstas fermentaran, dando como resultado una bebida con un tono más oscuro. Lejos de desechar esta modalidad, se abrió una nueva vía para tratar las hojas de la Camellia Sinensis, consiguiendo así una variedad con un sabor más intenso y con una mayor presencia de cafeína.

De hecho, una de las principales propiedades del té negro es precisamente su capacidad para mantener alerta y concentrado a quien lo toma. Eso sí, para obtener esos altos niveles de cafeína se ha de preparar correctamente, es decir, con agua a una temperatura de 75 a 95 grados centígrados y un tiempo de reposo de tres a cuatro minutos.

Beneficios del té negro

Como se ha apuntado anteriormente, las propiedades del té negro son similares a las de otros tipos de té, ya que el origen es la misma planta. Sin embargo, su proceso de fabricación no solo aporta un aroma más fuerte o que no pierda sabor con el paso del tiempo, sino otras peculiaridades que son importantes apuntar.

“El té negro contiene del 2% al 4% de cafeína, lo que afecta el pensamiento y el estado de alerta. También contiene antioxidantes y otras sustancias que podrían ayudar a proteger el corazón y los vasos sanguíneos. Tiene propiedades diferentes al té verde, que se elabora a partir de las hojas frescas de la misma planta”, explican en la web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Así las cosas, los beneficios del té negro son los siguientes:

  • Como se ha venido exponiendo, el consumo de este tipo de té estimula al organismo, al igual que sucede con otras bebidas con cafeína como el café. Esto se traduce en que el cerebro procesa mejor la información, favoreciendo un mayor estado de alerta mental.
  • El té negro contiene potentes antioxidantes como las catequinas y los polifenoles, los cuales son capaces de neutralizar los radicales libres. Así pues, su ingesta consigue que las células no tiendan a oxidarse, de manera que crea un efecto antiinflamatorio y rejuvenecedor.
  • Entre los beneficios del té negro y de otras bebidas con cafeína se encuentra el aumento de la presión arterial, recomendable para personas hipotensas. Y en el caso de este té, además ayuda a mejorar la contracción y dilatación de los vasos sanguíneos, lo que se traduce en menos opciones de sufrir un ataque al corazón.
  • Es una bebida diurética que también es capaz de ayudar en la digestión, dado que impacta directamente en el microbioma intestinal. Y es que los taninos que contiene frenan los posibles dolores intestinales.
  • Relacionada con la anterior, otra de las propiedades del té negro es que resulta eficaz para reducir el peso: por un lado, porque ayuda a reducir los niveles de azúcar, y por otro, porque disminuye el apetito.
  • Asimismo, sus compuestos fenólicos capaces de regular el azúcar en la sangre resultan claves para la prevención de la diabetes. Al contener flúor, supone una protección adicional ante las enfermedades bucales y la aparición de caries.
  • Finalmente, se ha comprobado que tomar té habitualmente mejora la densidad ósea (en pequeñas cantidades). Por lo tanto, es beneficioso para frenar la aparición de la osteoporosis.
En resumen, estas son las ventajas que aporta el té negro al organismo. Por supuesto, su consumo debe ser moderado y cada persona ha de comprobar cómo le sienta. Tampoco hay que olvidar que en el caso de los niños, las mujeres embarazadas y quienes sufren hipertensión no es recomendable su ingesta por la cantidad de cafeína que contiene.

Te puede interesar