PRECUPACIÓN POR EL COCINERO

¿Qué le pasa a Jordi Roca en la voz? La enfermedad que le obliga a hablar entre susurros

Jordi Roca, el pequeño de los hermanos Roca, se convirtió en protagonista involuntario este lunes en la final de MasterChef 10. Su voz ha puesto en alerta a la audiencia. ¿Qué le pasa? ¿Por qué tuvo que hablar entre susurros?

👉 Y el ganador de 'MasterChef 10' es...

El cocinero catalán Jordi Roca
El cocinero catalán Jordi Roca // Gtresonline

Europa FM

Madrid 19/07/2022 10:36

Jordi Roca, el pequeño de los hermanos Roca, puso este lunes en alerta a los seguidores de MasterChef. Su voz preocupó a quienes estaban viendo la final del programa, ya que el chef catalán tuvo que comunicarse con los aspirantes entre susurros y sus intervenciones tuvieron que ser subtituladas.

"¿Qué le pasa a Jordi Roca en la voz?" se convirtió en una de las preguntas más repetidas en Twitter durante la final, quedando claro que muchos espectadores desconocen el problema de salud que padece Jordi Roca desde 2010.

Distonía, la enfermedad de Jordi Roca

El cocinero de 44 años fue diagnosticado de distonía hace ahora 12 años. Se trata de una enfermedad neurológica, que afecta, entre otras partes del cuerpo, a la tonicidad de la musculatura de la zona del cuello, y por ende, a las cuerdas vocales. Así se entiende su dificultad a la hora de articular las palabras y tener que hablar entre susurros para hacerlo más liviano y menos doloroso.

El propio cocinero lo contó en enero de 2017 en Instagram.

"Queridos, no soy de compartir mis problemas pero quiero contaros que desde hace más de 7 meses sufro una severa afonía que me impide hablar con normalidad, se relaciona con una distonía cervical que padezco desde hace años. De todo ello espero estar mejor dentro de muy poco para seguir cantando rancheras y contando lo que hacemos en los congresos de cocina. Lo digo más que nada para que no me sigan ofreciendo própolis ni caramelos de eucalipto ni infusiones de miel y limón", escribió el repostero, quien volvió a hablar recientemente sobre este tema.

"Como si hubiera olvidado hablar"

Jordi Roca, que no acostumbra a hablar de su vida privada, se sinceró sobre este tema con el periodista Pau Arenós en una reciente entrevista em la serie Mesa para dos. "Al principio pensé que era una faringitis...", dijo al hablar de los primeros síntomas previos al diagnóstico, que no fue precisamente fácil como contó en otra entrevista en 2018.

"En octubre del 2010, llegué al restaurante para el servicio de la noche y me senté en el despacho ante el ordenador y… ¡crack! ‘¿Qué pasa?’. Intentaba bajar la cabeza y no podía. Había tenido tortícolis y aquello era diferente. Me asusté. La cabeza hacía cosas que no le había ordenado. Tenía una reunión con mis hermanos. Salí con la mano en el cuello y la cabeza hacia arriba". Esa noche se fue a casa sin trabajar y empezó una sucesión de visitas a 15 especialistas hasta dar con el diagnóstico, no sin antes desesperarse. "Me deprimí, me resigné: ‘Es lo que me ha tocado’. Una pesadilla que se ha ido borrando. El psicólogo me ha ayudado a llevar la carga. Aligera las dudas, aporta serenidad".

Ahora sabe que padece distonía, una afectación neurológica que provoca movimientos involuntarios en muchas partes del cuerpo. Puede ser que te tiemble un brazo, un dedo, la mandíbula... "En mi caso es delicado porque es el cuello, se me tensa mucho", contó recientemente el responsable de repostería de El Celler del Can Roca. "Puedo empezar una frase, una palabra, pero enseguida me quedo sin aire. Es como si hubiera olvidado hablar".

Vivir con la enfermedad no es fácil y, aunque Jordi Roca muestra cierto optimismo, reconoce la enfermedad está pasándole factura a su carácter. "No soy tan espontáneo como era antes, soy más retraído, pero yo ya era tímido, reservado", ha contado el cocinero, que se toma su nueva situación con humor. "Me he dado cuenta de que hablar está completamente sobrevalorado. A veces, dices más con gestos y miradas".

Te puede interesar