BUSCANDO VOCACIONES

Enrique Gracián, matemático y divulgador: “Las matemáticas ordenan el mundo”

Enrique Gracián quería estudiar Medicina, pero algo cambió el día que se fue a matricular. Ese día decidió no bajarse del autobús e ir a la facultad de Matemáticas. Allí hizo la matrícula. El matemático y divulgador lo cuenta, seguro de haber acertado, en Buscando vocaciones, el proyecto de la Universidad Europa y Atresmedia Radio para ayudar a los jóvenes a decidir su futuro laboral.

Europa FM

Madrid 09/10/2021 15:16

Cuando Enrique Gracián cuenta cómo decidió estudiar Matemáticas, sabe que su historia resulta un poco rara. Estaba seguro de que quería ser médico, pero el día que fue a hacer la matrícula cambió de idea. "Suena extraño pero yo creo que las decisiones más importantes que tomamos en la vida, se toman en la trastienda. No somos conscientes de que las tomamos", cuenta en la sección de Buscando vocaciones en Me pones.

Con los años sabe que eligió Matemáticas porque "una mente curiosa que abre tantos campos, necesita algo que le ayude a ordenarse, establecer una metodología. Y si hay una carrera que tiene esta virtud, entre otras muchas cosas, son las Matemáticas".

"Las Matemáticas enseñan a definir"

Otra de las virtudes que Gracián destaca de las Matemáticas en que "enseñan a definir" y es "es una de las cosas que más se está demandando en este momento".

"A mí me llama la atención que una empresa que puede estar muy distanciada de lo que son las Matemáticas, reclamen la presencia de un matemático para poder poner orden", cuenta Gracián, que ha vivido esta experiencia en primera persona en las reuniones que ha asistido.

La necesidad de matemáticos es cada vez mayor, no sólo en este sentido, también como herramientas. "Los matemáticos disponen de muchas herramientas que son muy generales, que se pueden aplicar a campos muy diversos. Son herramientas de carácter muy práctico, como tratamiento de grandes bases de datos, probabilidad, estadística... y en general todo aquello que requiere algún tipo de predicción. A la gente le interesa saber lo que va a pasar".

Matemáticas para crear algoritmos

Las matemáticas tienen otra virtud: los algoritmos, que recuerdan a las clases del colegio pero que mueven nuestro día a día.

"Sirve para no pensar, para ejecutar una acción de forma automática. Es la tecnología y la cultura del botón. Me refiero o a la ejecución del algoritmo, para construir el algoritmo hay que pensar y mucho", señala Gracián, consciente de que estamos en un mundo muy tecnificado en el que le estamos dejando el trabajo a las máquinas. Lo que hay que hacer es crear algoritmos para que las máquinas trabajen sin pensar.

El problema de los algoritmos es que las máquinas los manejan sin pensar, no se puede negociar con el algoritmo y podemos quedar prisioneros del algoritmo. "Ahí los matemáticos tienen una fuente de trabajo inagotable", apunta el experto, que advierte que en las Matemáticas o en cualquier otros estudios siempre va a haber algo que no nos guste. La solución es picar piedra.

Trabajo sobre seguro

A pesar de esas partes que pueden no gustar, hay otras ventajas. "Las matemáticas no engañan", señala. "Y esto es un valor de futuro porque nos acercamos a un mundo en el que lo que cuenta es lo que sabes hacer".

Su experiencia dice que si te gustan las matemáticas, no pienses que es una carrera de cerebritos porque se puede. Además, el campo de posibilidades es cada vez más grande: "Nos estamos acercando a un mundo lleno de problemas, y los que sepan resolver esos problemas tienen mucho ganado".