ÚNICA MUJER EN LA PARRILLA DE SALIDA

María Herrera: "Siendo mujer tienes que demostrar constantemente tu potencial"

¿Hay machismo en el motociclismo? La piloto María Herrera responde a esta pregunta desde su experiencia. La joven de 25 años se convirtió en 2013 en la primera mujer que ganó una carrera del Campeonato de España de Velocidad (CEV). "Recuerdo las caras en el podio de 'no me ha gustado nada que me hayas ganado'. Lo percibía", ha confesado este miércoles a Ana Morgade y Rober Bodegas en su visita a yu, No te pierdas nada.

María Herrera visita 'yu, No te pierdas nada'
María Herrera visita 'yu, No te pierdas nada' // YouTube

Europa FM

Madrid 05/01/2022 18:37

María Herrera se subió por primera vez a la moto cuando tenía cuatro años. Rápidamente supo que ese tenía que ser su futuro. La piloto de ahora 25 lo supo cuando tenía 12. "Me acuerdo que había ganado una carrera y dije que quería ser la primera mujer en llegar a moto GP", ha contado este miércoles en yu, No te pierdas nada, donde no ha duda en referirse al machismo que aún existe en este deporte.

La piloto, a la que le gustaría que hubiese más mujeres en motociclismo, tuvo que enfrentarse en ese momento a los primeros comentarios machistas: "Oí comentarios de 'tienes que fregar, tienes que estar en la cocina.'.. Fueron comentarios que me dolieron un poco y dije... 'esa gente está en el sofá, aburrida". Los ignoró y siguió con su propósito.

En 2013 volvió a vivir una experiencia similar cuando se convirtió en la primera mujer que ganó una carrera del Campeonato de España de Velocidad (CEV): "Recuerdo que fui la primera mujer que lo hacía y recuerdo las caras en el podio de 'no me ha gustado nada que me hayas ganado'. Lo percibía".

¿Hoy las cosas siguen siendo así? Lo cierto es que no ha mejorado demasiado.

En parrilla no me siento distinta al resto, me siento un piloto más y muy concentrada en ello. Al final si no estás concentrada no lo haces bien, pero sí que es cierto que fuera tienes muchos ojos a tu espalda y siempre están diciendo si lo haces bien o mal", asegura. "Tienes que demostrar constantemente tu potencial".

El apoyo incondicional de su familia

María Herrera tiene que enfrentarse a exámenes día sí y día también el apoyo en esto lo encuentra en su familia, especialmente en su padre. Él fue quien la metió en este mundo.

"Lo tenía muy claro. Empecé con cuatro años y a los seis me compró una moto. Ahí empezó mi andadura", cuenta la piloto, que ahora lleva máquinas de 260 kilos y eso la obliga a entrenar mucho: "La moto hay que moverla y yo soy bajita. Mido 1,62".

Su padre es "un aficionado loco de las motos": "Por desgracia no lo apoyaron como a mí. Él ha montado toda la vida en moto y todo lo que sé me lo ha enseñado él". ¿Lo bueno? "Nunca me ha presionado".

Puedes ver la entrevista a partir del minuto 35