SER DISLÉXICO FUE UN PROBLEMA EN SU INFANCIA

Boris Izaguirre: "La única forma de conseguir disciplina fue hacerme famoso"

Boris Izaguirre ha sido la estrella invitada este miércoles en yu No te pierdas nada. El venezolano ha empezado hablando de moda y ha terminado contando anécdotas de Crónicas Marciana. También ha tenido un consejo para los canallitas de Pantomima Full: "La raya está bien en el papel pintado".

Boris Izaguirre
Boris Izaguirre // YOUTUBE

Europa FM

Madrid 31/03/2021 15:23

Hace ya muchos años que Boris Izaguirre forma parte de nuestras vidas. El venezolano llegó a España a principios de los 90 y debutó en televisión en 1997 de la mano de Xavier Sardá. Conocer al periodista catalán y entrar en el plantel de colaboradores de Crónicas Marcianas le cambió la vida.

"La única forma de conseguir disciplina fue hacerme famoso", ha revelado este miércoles en su visita a yu No te pierdas nada. "La fama me ha dado puntualidad, la disciplina de la que yo carecía cuando tenía la edad de los prodigios", ha revelado al hablar de los concursantes del talent infantil de TVE del que es jurado.

Boris Izaguirre reconoce que de joven le faltaba academia. "Probablemente mi dislexia afectaba a mi capacidad de concentración y sin concentración no puedes avanzar de ninguna manera". "Me hubiera gustado un poco más de excelencia en los estudios", ha dicho Boris, quien asegura que parte de esa academia y esa disciplina es fruto de su trabajo con Sardá.

"Probablemente mi dislexia afectaba a mi capacidad de concentración y sin concentración no puedes avanzar de ninguna manera"

"En Crónicas era indisciplinado, pasaba por delante de la cámara de Sardá. Hasta que un día me lo hizo ver en directo. Me sentí fatal... ", ha contado sobre sus inicios en televisión. "Evidentemente no tenía ningún control", dijo sobre esos primeros programas, en los que muchas noches terminaba con los pantalones por los tobillos.

Boris era "indisciplinado", según él mismo, y también poco puntual, otro de los defectos que Sardá limó.

"Sardá era muy quisquilloso con la puntualidad. En la reunión de las siete de la tarde, la de escaleta, si llegabas a las siete y pico ya era mlao. El resto de la jornada iba a ser muy mala para ti", ha contado Boris reconociendo que lo pasó muy mal porque tenía un programa en la radio que terminaba a las 7. Para acabar con el problema adelantó el final de éste y así llegar a tiempo al plató de Gestmusic: "En el coche iba de los nervios. Ahí cambié todo y aprendí a llegar cinco minutos antes de la hora".

Esa situación le consumía entonces, pero ahora está muy agradecido: "Este señor [Xavier Sardá] y esa situación [los problemas de llegar tarde] me han enseñado a ser puntual. Eso me cambió un poco mi chip".

"La raya está bien en el papel pintado"

La visita de Boris a yu No te pierdas nada también ha dado para hablar de moda. De hecho, así empezó la entrevista.

Al llegar a plató, vestido como un guante, Victoria Martín y los canallitas de Pantomima Full, no dudaron en resaltar su estilismo y su capacidad de ir siempre bien vestido.

"Durante un tiempo fue un poco condena", dijo precisamente sobre este tema. "Ya no generaba ninguna expectativa. La gente ya lo asumía como natural. A veces pienso que debería rebajarlo un poco pero no soy capaz", ha dicho el venezolano para el que "el estilo es una buena forma de crear confianza en ti mismo".

Su truco para vestir bien, dice, que es seguir la máxima de Nati Abascal: "Me lo pongo todo y una vez que pienso que ya me lo he puesto todo, salgo a la calle".

Rober y Alberto, de Pantomima Full, con camisa de rayas. title=
Rober y Alberto, de Pantomima Full, con camisa de rayas. // YOUTUBE

No es en realidad el mejor consejo. "La clave en el estilo es evitar", ha apuntado como truco: "Aunque la frase de Nati dice que no lo pienses, lo que hay que hacer es una vez vestido repasar lo que llevas puesto y luego ponerte o quitarte".

Su otro consejo de estilo ha sido directo para Rober y Alberto: hay que decirle adiós a las rayas. "La raya está bien en el papel pintado", ha dicho a los presentadores del programa, que han elegido camisas de rayas para recibir a Boris. "Yo usé mucho la raya. Me recuerda mucho cuando era colaboradora de Antonio David Flores en Crónicas Marcianas".

Era otra época, finales de los 90, y Boris ya no lleva rayas: "Son demasiado napolitanas, demasiado mafia, demasiado El Padrino". Son totalmente prescindibles y así lo han asumido Rober y Alberto.

El último consejo estilístico de Boris va para todos: "No hay que tener miedo al color, no hay que tener miedo a las combinaciones de los colores".