Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

HIJO DE UN MULTIMILLONARIO ARMENIO

Maroon 5 actúa en la boda más extravagante del año

Tarta de nueve pisos, tres vestidos de novia, diamantes de Tiffany, ambientación de cuento de hadas y actuación de Maroon 5. Con un presupuesto de 1,7 millones de euros, el hijo del magnate armenio Samuel Karapetyan ha contraído matrimonio con Salomé Kintsurashvili en la boda más extravagante de la historia y una de las más caras del año.

>> Así fue la boda rusa que contó con las actuaciones de Jennifer Lopez, Enrique Iglesias y Sting

>> ¿Sabes cuánto pagó esta quinceañera por tener a Pitbull en su fiesta de cumpleaños?

Carlos Cano | Barcelona | Actualizado el 13/06/2016 a las 15:51 horas

Ser el hijo de un multimillonario ruso te permite, entre otras cosas, que el día de tu boda no falte de nada. En el caso de que tu padre ocupe el número 43 en la lista Forbes de rusos millonarios y sea dueño de la inmobiliaria Tashir Group (corporación que tiene 33 centros comerciales, cuatro complejos de oficinas y ocho hoteles por todo Rusia), es como si tuvieras un cheque en blanco. ¿Y qué se le ocurrió al hijo de Samuel Karapetyan? Hacer de su boda la más extravagante de la historia y contar con la actuación de Maroon 5 para que su reciente esposa pudiera posar junto a Adam Levine.

Sargis Karapetyan (23) y Salomé Kintsurashvili (25) se han casado con tintes de boda de estado, ya que el evento contó con el presidente de Armenia, Serzh Sargisyanu y lo celebraron en la famosa Safisa, el lugar que también eligió el hijo del multimillonario Said Gutseriev para casarse en marzo (y que contó con las actuaciones de Sting, Jennifer Lopez y Enrique Iglesias). La ceremonia recreó un bosque artificial, con paredes de flores, rosas en las escaleras, todo dispuesto como en un cuento de hadas. La novia deleitó a los más de 500 asistentes con tres vestidos del diseñador libanés Elie Saab, unas prendas que suelen rondar los 30.000 euros cada una. Además, uno de los complementos que portaba eran los diamantes y las perlas de Tiffany's que Carey Mulligan llevaba en la película El gran Gatsby, valorados en 175.000 euros.

El postre era una gran tarta de nueve pisos y dos metros y medio de altura. Aunque la verdadera sorpresa venía en la sobremesa, y es que el enlace contó con la actuación de Maroon 5, que a pesar de estar de gira y haber ofrecido un concierto días previos en Moscú, no dudaron en deleitar a los asistentes con canciones como Sugar o Moves like Jagger. Y como era de esperar, la novia no dejó pasar la oportunidad de fotografiarse con el guapo de Adam Levine.

Sargis Karapetyan y Salomé Kintsurashvili protagonizan la boda más extravagante de la historia