Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

CELEBRITYMANAGER

Los peores fracasos discográficos de las celebrities

A veces, por mucho entusiasmo que un artista le ponga, su último trabajo discográfico acaba fracasando. Repasamos algunos de los más impactantes y divertidos.

@aavilalta | Barcelona | Actualizado el 17/02/2017 a las 10:10 horas

Los peores fracasos discográficos de las celebrities

Los peores fracasos discográficos de las celebrities / europafm.com

A raíz de su espectacular actuación en el descanso de la última edición de la Super Bowl, Lady Gaga acaba de conseguir la primera posición en la lista Billboard Hot 100. Pero no siempre ha sido oro todo lo que reluce, y es que no hace tanto la cantante de Perfect Illusion no lo pasó tan bien. Hablamos del pequeño fracaso que Artpop, su anterior trabajo discográfico, supuso para ella y para la compañía.

Hacer un trabajo ‘demasiado personal’ y fuera de los estándares del pop le pasó factura a la artista, llegando a vender una cantidad irrisoria de discos comparado con la gran cantidad de dinero que su discográfica había gastado en crearlo y promocionarlo. Vale, sí, actualmente Joanne, su último álbum, lleva menos copias vendidas, pero es que no hace ni seis meses que salió a la venta. Lo que sí que está claro es que algunos medios llegaron a informar de la delicada situación financiera de Interscope, el sello discográfico, después del ‘fracaso’ de Artpop.

 

Pero Lady Gaga no es la única que ha visto como uno de sus trabajos no cumplía con las expectativas. Madonna ya tuvo que pasar por una situación muy similar en el año 2003 cuando su disco American Life fue clasificado como el segundo peor vendido de la historia. El hecho es que el trabajo discográfico de la que fue reina del pop vendió 4.500.000 copias en todo el mundo, toda una hazaña hoy en día, pero una auténtica miseria para alguien de su fama en la época dorada de la industria discográfica. Si a eso le sumamos que la diva inició una agresiva campaña en la que insultaba a los seguidores que descargaban su álbum de manera irregular, el resultado no fue nada bueno. ¡Hay que ser más tolerante, Madonna!

 

Parece que hay otro artista a quien tener una mala imagen en público le pasó una mala jugada. Se trata de Robin Thicke, quien pese a petarlo mucho con el tema Blurred Lines junto a Pharrel Williams, ha convertido su álbum Paula en un auténtico desastre con forma circular. Quizás las acusaciones de plagio sobre esa misma canción, el provocativo y misógino videoclip censurado en muchos países o los escándalos que el propio cantante protagonizó con drogas o con mujeres (de hecho, Paula era un álbum con el que pretendía pedir perdón a su mujer, aunque no funcionó) acabaron por convencer al público de que su música no valía la pena. De hecho, en la primera semana tan solo vendió 24.000 copias en todo el mundo. Menudo batacazo…

 

Pero si alguien no podía faltar en esta lista es Rihanna. Aunque la cosa acabó mejorando, el estreno de su último álbum Anti fue un fracaso máximo. Probablemente, el hecho de que los fans de la cantante pudieran descargarse el disco gratuitamente a través de la plataforma de streaming Tidal influyó mucho en que en la primera semana la cantante de las Barbados tan solo vendiera 1.000 discos en todo el mundo. Los medios de comunicación de todo el mundo se llevaron las manos a la cabeza asegurando que se trataba del peor desastre discográfico de la historia de la música, pero parece ser que la música de Anti fue convenciendo a más seguidores poco a poco, haciendo remontar las ventas del álbum y sacando a Rihanna de esta tenebrosa lista. ¡Pero menudo susto nos llevamos!

 

Pero la reina de los fracasos, sin ninguna duda, es Mariah Carey. Y no tan solo por el gran desastre de la noche de fin de año que la convirtió en el haznerreír del mundo entero, si no también por los datos de sus últimos discos a la venta. Concretamente, el álbum Me I Am Mariah, The Exclusive Chanteuse que salió en 2014 tan solo consiguió vender 70.000 copias en todo el mundo, dejando claro un mensaje (que Mariah parece haber captado): a la cantante solo le queda vivir del playback de All I Want For Christmas Is You todo el año.

 

Últimas Noticias