Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN SU CONCIERTO EN BARCELONA

¡Resacón en Barcelona! Adele explica la borrachera que pilló la última vez que vino a España

Sangría, vino, una habitación de hotel destrozada y una resaca de muerte. ¡Aunque parezca mentira estamos hablando de Adele! La artista explicó la pasada noche esta divertida y embarazosa anécdota de su anterior visita a Barcelona.

>> Crónica del concierto de Adele en el Palau Sant Jordi de Barcelona

>>Adele se vuelve loca con las croquetas de jamón al llegar a nuestro país

Cristina Merino | Barcelona | Actualizado el 25/05/2016 a las 13:45 horas

Adele con una copa de champagne rosado

Adele con una copa de champagne rosado / Agencias

Si pensamos en una cantante y en una fiesta llena de alcohol con una habitación de hotel destrozada probablemente en la última artista que pensaríamos sería en Adele.... ¡Pero estamos muy equivocados!

Si algo caracteriza a la artista británica es su sentido del humor y decidió contar una divertida anécdota en su concierto en Barcelona la pasada noche. El 1 de abril de 2011 Adele actuó en la Sala Bikini de Barcelona, cuyo reducido afoto nada tiene que ver con el Palau Sant Jordi que ha llenado dos días seguidos 5 años después.

El día anterior a su concierto, la cantante salió a cenar con su equipo y terminó bebiéndose 8 copas de sangría, que ya sabemos lo que le gusta a ella los productos "typical spanish" como las croquetas de jamón. Y por si fuera poco, cuando llegó al hotel se tomó dos copas más de vino: "Al día siguiente cuando me desperté parecía que había habido un asesinato. Todo estaba manchado de rojo por el vino", además explicó que destrozó la habitación y que se siente tan avergonzada que no ha querido volver al mismo hotel en esta ocasión.

Pero las consecuencias de la noche no quedaron ahí, Adele les contó a sus fans del concierto que jamás había tenido una resaca parecida en su vida, que estuvo todo el día vomitando hasta que llegó la hora del concierto. Por ese entonces la británica tenía 23 años y como es normal, aprovechó su viaje a nuestro país para divertirse, aunque también explica que esta segunda visita no se parece en nada a la anterior.

Como es lógico, Adele se ha vuelto más responsable con los años aunque eso no le impide continuar divirtiéndose. Ya que otra de las anécdotas que explicó más tarde en el concierto fue que hace unos días salió junto a su equipo a celebrar el cumpleaños de una de sus coristas a un club de striptease como si de Rihanna se tratase y que entendió que la botella de champagne costaba 22 euros... ¡hasta que le trajeron la cuenta y se dio cuenta de que lo había entendido mal y eran 2.000 euros!

Así que la pasada noche además de ofrecer un espectáculo increíble con su directo en Barcelona, volvió a hacer gala de su sentido del humor y su cercanía con sus fans.