Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Oasis consigue el delirio en un abarrotado Pavelló Olímpic de Badalona en lo que puede ser su última gira

Oasis consigue el delirio en un abarrotado Pavelló Olímpic de Badalona en lo que puede ser su última gira

europafm.com |  | Actualizado el 22/10/2015 a las 15:51 horas

Concierto de Oasis, pabellón Olímpico de Badalona

Concierto de Oasis, pabellón Olímpico de Badalona / europafm

Oasis lo bordó la noche del viernes en Badalona. Con fuerza y suficiencia acaso inesperadas. Hilando un extraordinario concierto sobre dos pivotes: la voz y la guitarra de los hermanos Gallagher, esos dirty boys de ese producto creado en su día como britpop aterrizó el viernes con un estrepitoso éxito para presentar su nuevo disco, un producto muy potente llamado Dig out your soul. Dicho claro: el Pavelló Olímpic de Badalona ofreció un aspecto esplendoroso, lleno a rebosar, con entradas agotadas y con un par de antipáticos hermanos ingleses como cabezas de cartel. Superando las justificadas suspicacias de una buena parte del aficionado que se citó en el recinto badalonés, el combo británico rubricó la faena con nota sobresaliente.

Y es que Oasis es un grupo muy bueno, sobre todo, cuando ponen el turbo del rock. El viernes dejó a la parroquia sin resuello con los tres temas con que abrieron el concierto, pura metralla vehiculizada a través de Fuckin' in the bushes. De entrada se sabía que venían a presentar un nuevo disco. La interpretación de los temas inéditos de ese álbum no levantó mayor expectación, aunque la parroquia se entregó de forma tremenda. Conocía las letras y saboreaba las rimas. Oasis es un grupo polémico - el autor se permite la licencia periodística: no los soporta-pero musicalmente son autores de obras mayores. El del viernes era un concierto que a priori no motivaba mayores muestras de júbilo.

- Los Oasis, son unos copiones de los Beatles - comentaba en pleno fragor de la batalla un tipo.

- ¿De los Beatles? Si son unos mataos de hambre y no saben donde morirse - añadía otro fan enloquecido de los Oasis. Ambos demostraban una férrea fidelidad y disfrutaban. "Nos gusta su amor por el rock", concluyeron ambos.

Insistamos. La del viernes fue una extraordinaria muestra de pop-rock. Fue extraordinario ver como uno cantaba y como el otro le daba a la eléctrica, y fue sobre todo extraordinaria la profesionalidad con la que que estos hiperdotados se enfrentaron a la audiencia. Valió realmente la pena. Fue una velada redonda y generosa, Una muestra más de la tremenda vitalidad de eso que al principio llamábamos britpop y que al final de la noche fue rock a secas, con todos los galones bien puestos. No por casualidad finalizaron la velada con un particular homenaje a los Beatles más heavies, con una proteínica versión de I am the walrus.

SU ÚLTIMA GIRA

El vocalista del grupo británico, Noel Gallager, anunció coincidiendo con su concierto en Badalona que ésta podría ser la última gira de la banda, y alegó "cansancio" tras los años encima del escenario. "Una nueva gira, podría ser la última", sentenció Gallager en una entrevista a la cadena autonómica TV3, en la que aseguró sentirse "más cansado" que en todas las anteriores giras mundiales del grupo.

Subrayó que "nunca" podrá volver a sentirse como el primer día, puesto que es 20 años mayor, pero reiteró que en los conciertos todavía disfruta.

Oasis está inmerso en la gira mundial de su último trabajo Dig out your soul, que se prolongará 18 meses. El viernes Europa FM los llevó a Barcelona y el día anterior al Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid con todas las entradas vendidas en ambos casos.