Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SE SINCERA EN UNA ENTREVISTA

Katy Perry confiesa que sufrió una depresión por la mala acogida de Witness y que fue a terapia

La cantante Katy Perry atravesó un bache el pasado año, cuando el lanzamiento de su disco 'Witness' no tuvo la acogida esperada. Entró en depresión y tuvo que acudir a una clínica especializada para recuperarse.

@europa_fm  | Madrid | Actualizado el 20/07/2018 a las 11:39 horas

Katy Perry llega cómoda a la grabación de la final de 'Amercan Idol'

Katy Perry llega cómoda a la grabación de la final de 'Amercan Idol' / Gtres

El 2017 no fue un buen año para Katy Perry. La cantante estrenó su disco 'Witness', del que forman parte singles como 'Bon Appètit', 'Swish Swish' o 'Chained To The Rhythm'. Sin embargo, la acogida del público no fue la que el equipo de la cantante se esperaba. El disco vendió un millón de copias, una cifra aceptable pero muy por debajo de los tres millones de copias que vendió Prism.

Así, esta vorágine de malos datos hizo que Katy Perry cayera en una depresión. Ella misma ha relatado que pasó por una mala época en una entrevista para la revista Vogue Australia.

"Atravesé una depresión el año pasado porque sin saberlo le di demasiada importancia a la reacción del público y el público no reaccionó de la manera que esperaba, lo que me rompió el corazón", explica la cantante.

Sin embargo, en cuanto la artista se dio cuenta de la espiral de pensamientos negativos e la que estaba entrando, quiso ponerle solución rápidamente. "Creo que el universo me estaba diciendo: 'vale, tú siempre hablas en tus canciones sobre quererse a uno mismo y ser auténtico, pero te vamos a hacer pasar una prueba y a dejar sin apoyo. Así comprobarás cuanto te quieres a ti misma de verdad".

La cantante ingresó voluntariamente en el Intituto Hoffman el pasado enero, un lugar de retiro para trabajar en el crecimiento personal. El centro ayuda a los pacientes a identificar el origen de sus problemas para ponerles solución. "Creo que todos somos ordenadores y en ocasiones adoptamos estos virus que empiezan a desarrollarse en nuestro comportamiento y en nuestras relaciones".

Parece que estos duros momentos son parte del pasado y que Katy Perry se encuentra mejor este 2018. La terapia y su reconciliación con Orlando Bloom la han ayudado en su recuperación.

Últimas Noticias