DE 'PERRA' A 'TOO MANY DRUGS'

Los mensajes ocultos de las canciones de Rigoberta Bandini

Fiesta a la que vas, fiesta en la que suena al menos una canción de Rigoberta Bandini y fiesta en la que todo el mundo termina cantando sus letras. Pero ¿qué quieren decir sus canciones? ¿Qué historias personales hay detrás de las canciones de Paula Ribó? Te las descubrimos.

Los mensajes ocultos de las canciones de Rigoberta Bandini
Los mensajes ocultos de las canciones de Rigoberta Bandini // Getty Images

Juana Ávila

Madrid 22/08/2022 12:30

Rigoberta Bandini —nombre artístico de Paula Ribó— está siendo una de las protagonistas musicales del año. Con su tema Ay mamá convertido en un himno feminista que suena por todos los rincones de España, cada nueva canción de la cantautora catalana se espera con ansiedad y entusiasmo entre sus fans.

Antes de llevar al Benidorm Fest la canción que la catapultó al gran público, Bandini ya sabía lo que era petarlo: primero fue con el tema Too Many Drugs, después con In Spain We Call It Soledad y luego, Perra.

Su particular estilo, un pop electrónico muy pegadizo y con toques folclóricos, con letras llenas de sentido del humor y mensajes reivindicativos, la ha convertido en una de las propuestas mejor valoradas del indie español. Pero sus canciones, además de ingenio y pegadizos ritmos, están repletas de experiencias personales y misteriosos mensajes.

Aquí, los mensajes ocultos en las letras de las canciones más conocidas de Rigoberta Bandini:

Perdóname por ser grosera

Semanas después de participar en el Benidorm Fest y presentar la canción con la que hubiese representado a España en Eurovisión, Bandini decidió desvelar cuál era la letra original de este tema y que decidió cambiar para poder ser una real candidata al certamen musical internacional.

La canción dice: “Tú que has sangrado tantos meses de tu vida / Perdóname antes de empezar / Soy engreída”. Pero la versión original sonaba más punk y su letra era esta: “Tú que has sacado por tu coño mi cabeza / Perdóname antes de empezar por ser grosera”.

Adiós complejos

Solo unas semanas antes de estrenar Ay mamá, Bandini lanzó un tema que lleva por título Julio Iglesias y que dejó desconcertados a expertos y seguidores. A priori, el cantante de Soy un truhán, soy un señor y ella no tienen nada en común, aunque todo termine entendiéndose cuando se declara fan de este icono kitsch y lo toma como referencia musical para echar la vista atrás y ver a la Paula Ribó adolescente: “Esta canción es un collage de imágenes que me recuerdan que la mirada hacia el pasado convierte todo lo doloroso en bello”.

En la letra de esta canción hace referencia a una de las experiencias fundamentales de esos años, la reducción mamaria a la que se sometió con 19 años: “Quería ser atleta / Y se cortó las tetas”. “Ahora soy más consciente de la presión social y no lo haría. Me sometí a esa operación porque tenía complejo", declaró en una entrevista en El Mundo.

Cuando se mezclan arcada y eructo

En el mes de junio, poco antes de anunciar su retirada temporal de la escena musical, Rigoberta presentó su tema A todos mis amantes, una canción que define como “una penitencia pública" hacia todos sus exnovios.

Y no, el chico que sale en la portada de este single, como muchos creían, no es ninguno de esos examantes ni su actual pareja, como desveló a Eva Soriano e Iggy Rubín durante una entrevista en Cuerpos Especiales. El chico de la foto que aparece junto a ella es uno de sus mejores amigos.

Además, durante la charla, la catalana también descubrió qué es el ruidito que se escucha después del verso que dice “por todos los menús que luego tuve que escupir”. ¿Es una arcada? “Es entre arcada y rot —eructo—. Cuando todas esas líneas se cruzan, ese punto es”, aclaró la cantante. “Es como que da asco pero a la vez es tierno”.

No es lo mismo ser perro que perra

Aunque, como ella misma ha explicado en numerosas entrevistas, no creó la canción Perra con la intención de que se convirtiese en un himno feminista, acabó jugando un papel clave en ese sentido: “A mí me ha empoderado. Cantarla me daba buen rollo, me hacía subir la energía”.

En su letra dice: “Yo nací para ser perra / Por favor, dejadme serlo / Pero no quiero llevar nunca el bozal”. Lo que pretendía Rigoberta con este tema era eliminar las connotaciones peyorativas de las palabras en femenino por eso empieza diciendo que le gustaría “ser el perro de un perro" y después pasa a perra.

"La palabra ‘perra’, como pasa con muchos otros animales, tiene connotaciones peyorativas en femenino. Empiezo diciendo que me gustaría ser el perro de un perro y después paso a perra. Me gusta ese salto porque en el primer verso dices “oh, qué bonito, qué naif” y a partir del segundo ya te escandalizas: “¿perra? ¿qué quiere decir? ¿que le gusta perrear? ¿que es una guarra? ¡¡aaah!!”. A mí esa reflexión es la que me parece el mensaje feminista de la canción, que podamos escuchar la palabra ‘perra’ haciendo el ejercicio de eliminar toda connotación sexual o peyorativa”, contó la artista.

Cantar al desamor

In Spain we call it soledad alcanzó el éxito tras el confinamiento de 2020 pues su letra, sobre la soledad, caló hondo tras esas semanas de clausura y tristeza a las que nos sometió el coronavirus.

Pero la realidad es que Rigoberta Bandini no se refiere a ese momento en su letra, sino que es una canción de desamor. “Yo la compuse en 2018, después de una ruptura… Porque al final es una canción de desamor. El caso es que no era una canción que hablara de la soledad de la pandemia, aunque claro, cuando la saqué ese verano pues la gente la recibió muy bien porque es muy de soledad y la gente se sentía así, como en una burbuja”, contó la artista.

Desde luego, en ese momento, cualquiera podría sentirse identificado con la letra de esa canción: “In Spain we say ‘it's amargura’ / In Spain we say ‘ay, qué desastre’ / In Spain we say ‘ay, me desangro / Llama a alguien, qué me muero / Que te quiero pero, ay, qué me muero" / In Spain we call it soledad”.

No, no se habla de drogas

Con este título, Too Many Drugs, y esa letra (Mueve tu espíritu como un esqueleto / Directamente desde Colombia, todo' lo' espíritu' / Moviéndose al ritmo de la cumbia de la rana ) pocos podían sospechar que esta canción no hace referencia expresa a las drogas.

Pues no, no la hace, no se refiere a ellas y se trata de una canción más metafísica, más trascendental: “Podría traducirse en todo aquello con que tapamos nuestro deseo de ser. Vivimos en un mundo que nos vende todo tipo de fármacos para la evasión: el consumo, ansiolíticos para esconder el dolor, mundos y personajes virtuales, el dinero, el ego, la publicidad engañosa… Drogas para el espíritu que tapan la verdadera pasión del hombre: el anhelo de que el espíritu nos inunde. La pasión por el ser".

Te puede interesar