VERANO PARA TODOS

Vacaciones con perros: esto es lo que tienes que saber antes de ir de viaje con tu mascota

Nadie mejor que tú para conocer a tu perro. Ese conocimiento te valdrá a la hora de salir de vacaciones con tu mascota. El tiempo de convivencia será clave para decidir a dónde ir, cómo transportarlo o qué actividades vais a hacer juntos.

Vacaciones con perros: esto es lo que tienes que saber antes de salir de viaje con tu mascota
Vacaciones con perros: esto es lo que tienes que saber antes de salir de viaje con tu mascota // Pixabay

Marta Villena

Madrid 02/07/2021 06:04

Tu perro es un miembro más de la familia, por eso es normal que, cuando llegan las vacaciones, quieras llevarlo contigo allá donde vayas.

Para que los dos podáis disfrutar de esos días juntos, tienes que tener en cuenta algunos aspectos. La educadora canina Patricia Guerrero, que ofrece servicios online a través de la plataforma Pat Educadora Canina, da las claves para planificar un viaje con nuestro perro.

¿Viajar con perro o dejar el perro en casa?

Como explica a Europa FM Patricia Guerrero, lo primero que debemos hacer es pensar si viajar va a ser una buena experiencia para nuestro perro. “Si se lo va a pasar bien, si no se va a estresar demasiado con los cambios, si está bien de salud para esta pequeña aventura…” son algunas de las cuestiones en las que deberíamos fijarnos.

Porque, como nos ocurre a las personas, no a todos los canes les gustan los mismos tipos de actividades ose adaptan bien a nuevas situaciones. “Por ejemplo, a un perro ya mayor puede que no le venga bien actividades donde vamos a andar mucho, o el cambio de residencia; otros, por su carácter, no llevan bien quedarse solos en casa y a algunos les cuesta adaptarse a un nuevo espacio”, añade.

Nadie mejor que nosotros mismos para saber si es bueno o no que llevemos a nuestros perros de vacaciones. “No siempre hacerlo es la mejor opción, depende de las circunstancias”, apunta Guerrero. "A veces van a estar más tranquilos si se quedan en casa y alguien de confianza los cuida mientras estamos fuera".

La educadora canina recomienda pensar en todos los aspectos que implica viajar como los cambios de rutina, el adaptarse a la circunstancias (comer en restaurantes, quedarse solo en el apartamento, estar activo más horas, o convivir con personas o perros desconocidos), los lugares nuevos con ruidos y los olores a los que no está acostumbrado.

"Lo mejor es prepararlos durante todo el año. Realizar estas actividades pero con tiempos de exposición más cortos"

Para que esto no tenga un gran impacto en nuestros compañeros caninos, lo mejor es prepararlos durante todo el año, “no solo cuando se acerca la fecha de las vacaciones”. “Salir con ellos a menudo a realizar este tipo de actividades, pero con tiempos de exposición más cortos: viajes de un día, quedarnos a dormir en casa de familiares durante una noche, salidas en coche más breves…”, explica Guerrero.

Del mismo modo, la edad y salud de nuestros perros es también un factor a tener en cuenta y variará a medida que estos se vayan haciendo mayores. Así, Guerrero aconseja realizarles un chequeo médico antes de irnos de vacaciones.

Cómo viajar con nuestro perro al lugar de vacaciones

Otro aspecto importante es el traslado al lugar de vacaciones: cómo hacerlo para que puedan disfrutar del viaje igual que nosotros. El coche es probablemente una de las mejores opciones porque nuestra mascota viaja directamente con nosotros y podemos manejar los tiempos de trayecto y descanso.

Deberíamos acostumbrar al perro a viajar en coche en distancias y tiempos más cortos. title=
Deberíamos acostumbrar al perro a viajar en coche en distancias y tiempos más cortos. // Pixabay

Antes de iniciar un trayecto largo, Guerrero recomienda haber trabajado con ellos distancias y tiempos más cortos, “para que identifiquen el coche como su casa también y puedan ir tranquilos". Otro consejo es introducir en el coche una manta u otro elemento del perro para que este pueda asociarlo a un lugar familiar y seguro.

Usar un transportín no siempre es viable (por el tamaño del coche y del perro). Si se recurre a esta opción, es importante haberlo introducido antes y de manera progresiva, “no obligarlos a meterse ni que pasen mucho tiempo dentro”. “Deben identificar el transportín como un lugar de refugio, nunca como un lugar de reclusión”, añade Guerrero.

Para que el perro no se maree en el coche, la educadora canina prefiere optar por ejercicios de equilibrio y estabilidad , antes que por pastillas para el mareo. En cualquier caso, Guerrero recomienda consultar al veterinario y que sea el facultativo el que nos aconseje en este aspecto.

Durante nuestras vacaciones

Finalmente hemos determinado que nuestro perro se puede adaptar a las nuevas circunstancias y que, por experiencias pasadas, no llevará mal el desplazamiento. Sin embargo, aún nos quedan planificar varias cosas antes de lanzarnos a disfrutar de esa aventura con él.

Llevar a nuestro perro de vacaciones implica pasar tiempo juntos y para ello hay que tener en cuenta qué tipo de actividades vamos a realizar durante esos días. Como explica Guerrero, no vale con que nuestro perro esté acostumbrado a caminar por la ciudad, “también necesita divertirse”. “Esto implica una combinación de planes con los nuestro perro pueda también divertirse, corriendo, olisqueando etc.”, aclara, y añade que la mejor fórmula es "mezclar turismo y naturaleza”.

Si nuestras vacaciones están más orientadas a un plan de sol y playa, debemos tener en cuenta que no en todos los arenales españoles permiten el acceso de perros.

Otro aspecto fundamental es el descanso. “Los perros parecen no tener fin, nos siguen a todos lados y siempre están activos pero, igual que nosotros, necesitan descansar bien”, explica Guerrero. Para ello, hay que pensar dónde nos vamos a hospedar. “Si vamos a quedarnos en un apartamento, en un hotel, en nuestra caravana…”, añade. Llevar la propia cama del perro o el transportín (si lo reconoce como un lugar seguro para él) son formas de que nuestro compañero pueda descansar de verdad.

"Llevar su comida habitual o tener localizado un sitio donde comprarla"

Del mismo modo, hay que pensar en su alimentación. “Llevar su comida habitual o tener localizado un sitio donde comprarla en nuestro destino de vacaciones”, apunta la educadora canina que también recomienda conocer los servicios de urgencias veterinarias del lugar, llevar un botiquín canino e incluso un seguro por lo que pudiese pasar.

Por supuesto, siempre debemos viajar con la cartilla de vacunas o certificado veterinario (dependiendo del destino) y todo lo necesario para el paseo y el ocio de nuestros perros.