EL REY DE LAS NOVELAS TURCAS

Can Yaman: su pasado como abogado, sus violentas polémicas en el set de rodaje y su ajetreada vida amorosa

A sus 32 años, Can Yaman se ha convertido en el rey de las novelas turcas por excelencia. Pero la realidad es que llegó a la interpretación por casualidad y en su primera oportunidad como actor no se lo pusieron nada fácil.

Can Yaman
Can Yaman // Gtres

Europa FM

Barcelona 25/11/2021 20:42

Can Yaman es uno de los actores que más fama ha adquirido en los últimos años gracias al éxito de las novelas turcas. Sus papeles en series como Erkenci Kus (Pájaro soñador) o Dolunay (Luna llena) le han convertido en uno de los intérpretes más seductores y deseados.

Resulta curioso porque Can Yaman había enfocado su trayectoria profesional a un campo muy distinto al de la interpretación: la abogacía. Y fue precisamente ejerciendo como abogado como nació su faceta como actor.

Abogado, deportista y coctelero

Can Yaman nació en Suadiye, Estambul. Su abuelo paterno era un inmigrante albanés con raíces kosovares y su abuela paterna era una emigró de Macedonia a Turquía. Hijo único, estudió en el colegio Bilfen Kolej y, posteriormente, en el Liceo italiano de Estambul. Después, siguió los pasos de su padre y se licenció en Derecho en la Universidad de Yeditepe en 2012, gracias a una beca de baloncesto.

En más de una ocasión, Can Yaman ha confesado que no puede hacer tan solo una cosa a la vez. "Terminé la carrera de Derecho con buenas notas, pero los últimos dos cursos no asistía a clase con regularidad. No me podía estar quieto en clase. Con leerme el libro de texto y repasar un par de veces o tres los apuntes me bastaba para ir al examen más preparado que los demás", reveló en una entrevista para el diario Hürriyet en 2017.

Por ese motivo, mientras cursaba derecho estudió también cocina y coctelería. "Tengo un lado un poco hiperactivo", añadió.

De abogado a actor por casualidad

Cuando se licenció, Can Yaman hizo una pasantía de un año y medio en un bufete de abogados y después empezó a trabajar para la consultora internacional PwC. Fue entonces cuando empezó a tomar clases de interpretación con el objetivo de mejorar su dicción: "Pensé que también podía ayudarme como abogado. Para tener mejor dicción , articular mejor mi defensa... De algún modo, ante el tribunal también interpretas un papel".

En ese momento su entorno vio claro que Can Yaman debía dedicarse de lleno al mundo de la interpretación y abandonó su carrera como abogado para centrarse en su nueva etapa como actor.

Tuvo que 'afearse' para su primer papel

Si hay algo que caracteriza a Can Yaman es su imponente envergadura. El actor mide 1,82, pesa 96 kilos, usa una talla 56 y calza un 46. Por este motivo, cuando en 2014 le ofrecieron su primer papel como actor secundario en la telenovela Gönül İşleri. le hicieron adelgazar y le pidieron que se afeara. "La directora me dijo que me tenían que afear un poco. Me decía que no estuviese tan recto, que bajase los hombros, que debía parecer un pobre diablo", reveló al diario Milliyet.

De esta manera, el actor tuvo que perder seis kilos de músculo para poder conseguir ese primer papel. No le resultó nada fácil teniendo en cuenta que su pasión por el deporte le viene de familia. Su tío, Fuat Yaman, fue futbolista y entrenador de fútbol. Además, recordemos que Can Yaman accedió a la universidad gracias a una beca de baloncesto y además suele practicar boxeo y crossfit.

Una ajetreada vida amorosa

Desde que se dio a conocer hace seis años, a Can Yaman se le ha relacionado con varias mujeres, aunque siempre se ha mostrado muy discreto respecto a su vida sentimental.

En 2015 se le relacionó con la actriz turca Acelya Topaloglu, con quién protagonizó la telenovela Inadina Ask (Amor Obstinado). Sin embargo, ninguno de los dos confirmó nunca esta relación. La que sí que confirmó es la que tuvo en 2016 con la también actriz turca Bestemsu Özdemir, pero rompieron a los ocho meses.

Otra actriz que se relacionó con Can Yaman fue Demet Özdemir, con quién protagonizó Erkenci Kuş (Pájaro soñador). Si bien ninguno de los dos habló nunca públicamente sobre su romance, durante 2016 y 2018 era habitual que publicaran fotos juntos en redes sociales en las que desprendían una gran química. Además, ambos se fueron juntos de escapada romántica a Marmaris, un lugar recóndito de Turquía. A pesar de que no publicaron fotos de los dos, sus diferentes publicaciones ubicadas en el mismo lugar hicieron que saltasen todas las alarmas.

La relación más reciente que se le conoce a Can Yaman es con la periodista italiana Diletta Leotta. Los paparazzi captaron a la pareja saliendo a cenar por Roma en una actitud muy cariñosa, incluso dándose un beso. Una relación que se prolongó hasta julio de 2021, cuando decidieron terminar sus vacaciones por separado.

Y aunque no fue muy duradera, parece que la relación de Can y Diletta iba muy en serio, tal como ella explicó en el programa de televisión italiano Verissimo: "Con Can viví una hermosa historia, un sueño, un cuento de hadas, un amor a primera vista. Somos dos chicos de 30 años que nos amamos, que intentamos vivir esta enorme pasión. La propuesta de matrimonio llegó al poco tiempo, después de que lleváramos saliendo un mes, tal vez las cosas fueron demasiado rápido".

Sus violentas polémicas en el set de rodaje

Can Yaman también se ha visto envuelto en un par de polémicas debido a su carácter, un tanto violento. En 2016, varios medios turcos publicaron que cuando el actor estaba rodando la teleserie Hangimiz Sevmedik? tuvo una fuerte pelea con la actriz Selen Soyder. La actriz, que en aquel momento tenía 30 años, informó a los productores de la serie que se sentía incapaz de seguir trabajando con Can Yaman por miedo a su integridad física.

Más tarde, se supo que durante la discusión el turco le lanzó una taza de café caliente a su compañera. Esta actitud violenta le llevó a los tribunales, donde le sentenciaron a pagar una multa de unos 1.000 euros a Soyder y a pedir disculpas públicas. Sin embargo, Yaman se mostró altivo y reveló a la prensa que no tenía intención de pagar la multa.

En abril de 2019, el actor también se mostró agresivo cuando les lanzó una cámara a un grupo de fans que irrumpió en el set de rodaje de la serie Erkenci Kuş (Pájaro soñador). Ante esta polémica, Demet Özdemir, coprotagonista de la serie, salió en defensa de su compañero explicando que un fan entró sin permiso a la grabación y empezó a insultar a todo el equipo. La violenta reacción de Yaman hizo que el individuo necesitase acudir a un hospital, denunciando después al actor.