en roda de Berà

'Reinas al rescate' ayuda a Hugo Marlo a luchar contra la transfobia y ganar confianza

Supremme de Luxe, Sharonne, Pupi Poisson y Estrella Xstravaganza unen sus fuerzas en Reinas al rescate, un programa en el que a través del arte drag, intentarán dar visibilidad al colectivo LGTBIQ+ y sus historias, ayudando a sus protagonistas a luchar y reivindicar. En el primer programa conocemos a Hugo Marlo, un chico trans que quiere luchar contra la transfobia de su pueblo, ganar confianza y sentirse seguro.

'Reinas al rescate' ayuda a Hugo Marlo a luchar contra la transfobia
'Reinas al rescate' ayuda a Hugo Marlo a luchar contra la transfobia // Reinas la rescate

Europa FM

Madrid 10/07/2022 17:14

Supremme de Luxe, Sharonne, Pupi Poisson y Estrella Xstravaganza han aterrizado con Reinas al rescate en Roda de Berà, un municipio de Tarragona, para ayudar a Hugo Marlo, un chico trans que quiere luchar contra la transfobia de su pueblo y que su familia terrmine de aceptarle por completo.

Hugo tiene una historia dura. Desde los cuatro años supo que era un chico y no lo pasó bien ni durante su infancia ni durante su adolescencia, y a día de hoy con 22 años le siguen por las calles de su pueblo, recibe insultos y no se siente seguro. Incluso tuvo que dejar de practicar fútbol, una de sus pasiones, porque con el inicio de su transición se convirtió en un calvario.

Las reinas han acudido en su rescate y cada una ha hablado con distintas personas de su círculo cercano, para entenderle, ayudarle y buscar una solución a sus problemas. Sus padres, su abuela, su amiga Lucía y su novia han acompañado a Hugo en esta aventura.

Hugo cuenta su historia a Estrella Xtravaganza

Estrella se ha sentado con Hugo para conocerle un poco más y el chico le ha contado que es una persona muy tímida y que cuando se mudó comenzó su cambio: se sentía incómodo en el colegio porque no quería parecerse a las otras chicas. "Me daba vergüenza de mi mismo, que me vieran, me escucharan", ha señalado.

"De pequeño pensaba "ojalá ser un chico pero no puedo", le ha dicho Hugo a Estrella, que no sabia que existían las personas trans por aquel entonces, hasta que conoció a un chico trans y supo que él era igual. "¿Si el puede por qué yo no?" se preguntaba, y que a los 17 años cuando por fin se dijo a si mismo que era un chico.

La aceptación por parte de sus padres no fue fácil: mandó un audio por el grupo de la familia donde se encontraban su padre, su madre y su hermana, y reconoce que fue un desastre. Cinco años después la situación en su casa está más que aceptada aunque sigue notando un poco de rechazo por parte de su padre.

¿Cómo vivó su familia su transición? ¿Lo aceptaron desde el principio?

Supremme de Luxe se ha sentado con los padres de Hugo para que le cuenten como ha sido y es su experiencia con su hijo y su proceso de transición. Los padres han reconocido que no ha sido un camino fácil: su madre también sintió que era un chico por un tiempo, pero jamás cambió de sexo y ahora se siente mujer, y no quería que su hijo tomase una decisión equivocada. Incluso fue a terapia y ahí tuvo un golpe de realidad cuando la terapeuta le dijo "señora, su hijo no tiene ningún problema, el problema lo tiene usted".

Finalmente la madre de Hugo lo aceptó con los brazos abiertos, y fue a su padre al que le costó un poco más. Tenía miedo a hostilidades, al rechazo que podía sufrir su hijo, a que se enfrentase a operaciones. Se nubló y le surgieron muchos miedos, preguntas y dudas. Pero cuando vio a Hugo feliz y sonriendo después de su segunda operación lo entendió todo.

Su abuela es la única que lo apoyó desde el principio. Hugo tenía miedo de que ella no lo entendiese y le diese de lado, pero su cariño por su nieto era tan fuerte que fue la primera en entenderlo. "Tu tienes que ser lo que tu quieras ser" le decía su abuela. Otra persona que le ha querido, apoyado ya aceptado desde el primer momento que le conoció ha sido su novia, que jamás tuvo ningún tipo de prejuicio con él.

Su amiga Lucía, su mayor apoyo en esta batalla

Lucía es una de las mejores amigas y el mayor apoyo de Hugo en su proceso de transición. Además Lucía es una chica trans, por lo que se han apoyado mutuamente en sus cambios por ser quienes verdaderamente sentían que eran. Y al igual que su amigo, le ha costado que su familia, en concreto su padre, la acepte.

Lucía solo quiere que su padre la entienda, la reconozca como mujer y se sienta orgulloso de ella, aunque lo ve misión imposible porque aún no ha sido capaz de llamarle por su nombre, y sigue tratándola en masculino, algo que le rompe el corazón. Pupi Poisson hará todo lo posible por que Lucía se sienta una reina durante la performance que están preparando en el pueblo.

Una performance por un cambio

Llegado el día de la performance Drag, las reinas se han vestido con sus mejores galas y han realizado una performance frente a todo el pueblo para intentar darle un soplo de aire fresco. Hugo ha representado junto a su amiga Lucía la canción Beautiful, para hacer entender a todos sus vecinos que todos somos hermosos, merecemos amar y merecemos ser felices, seamos como seamos. Su show ha llenado de lágrimas a muchos de los vecinos del pueblo allí presentes.

Por último ha actuado el padre de Hugo vestido de drag bajo el seudónimo Chocobolli: quería demostrarle a su hijo que le quiere, le apoya y ha reconocido que todo esfuerzo por él es poco. Germán se ha enfundado en unos tacones de una cuarta y ha interpretado Fireworks de Katy Perry delante de todo el pueblo para terminar con un bonito discurso de amor, perdón y aceptación en el que ha pedido perdón a su hijo, que le ha respondido que no hay nada que perdonar.

La visita de las reinas a Roda de Berà ha hecho que Hugo gane confianza, que el pueblo abra su mente y que una familia termine de unirse y reconciliarse. Para Hugo ha sido muy importante su visita, por la que se ha sentido muy agradecido y ha reconocido públicamente la gran labor que hacen, y es que las reinas son unas personas extraordinarias.

Te puede interesar