NOCHE DE CINE

Will Smith gana el Oscar a Mejor actor por 'El método Williams'

El Oscar a Mejor actor es para Will Smith por El método Williams. El intérprete, que partía como gran favorito, se ha impuesto a Javier Bardem, nominado por Ser Los Ricardos. Will, de 53 años, consigue este premio 15 años después de su última nominación

💥 Will Smith le propina un puñetazo a Chris Rock

Will Smith gana el Oscar a Mejor actor por 'El método Williams'
Will Smith gana el Oscar a Mejor actor por 'El método Williams' // Getty

Patricia Camacho

Madrid 28/03/2022 05:23

Los pronósticos se han cumplido. Will Smith se ha llevado el Oscar a Mejor actor por El método Williams dejando a Javier Bardem, nominado por Ser Los Ricardo, sin la preciada estatuilla dorada.

Y lo hace tras protagonizar un desagradable momento al propinarle un puñetazo a Chris Rock, después de que este hiciese una broma sobre el corte de pelo de su mujer, Jada Pinkett.

En su discurso tras recibir la estatuilla, Will se ha mostrado visiblemente emocionado: "Gracias a Venus, a Serena, a toda su familia por haberme encomendado esta historia".

"Quiero pedir disculpas a la Academia y a todos los demás nominados. Es un momento precioso y mis lágrimas no son por haber ganado el Oscar. Son lágrimas por haber sido capaz de arrojar luz sobre la familia Williams", ha continuado, sin mencionar nada sobre el altercado vivido minutos antes, aunque ha finalizado con un "espero que la Academia me vuelva a invitar".

Will ha utilizado el personaje de Richard Williams para defender el derecho de proteger a su familia, algo que no ha convencido a muchos espectadores, que han considerado que ha optado por dar pena en lugar de disculparse firmemente.

El actor de 53 años conquista el Oscar con un film producido por él mismo y 15 años después de su última nominación. En 2007 optó al premio por En busca de la felicidad y en 2002 lo hizo por Ali.

El método Williams es una producción que se centra en Serena y Venus Williams, las dos tenistas negras que más alto han llegado en la historia del tenis gracias al plan de su padre, interpretado por Will Smith.

El tráiler de 'El Método Williams'

Una traumática infancia marcada por su padre maltratador

Nacido el 25 de septiembre de 1968 en Filadelfia (Pensilvania), Willard Carroll Smith, Jr, Will Smith, es el segundo de los cuatro hijos del mecánico de neveras y refrigeradores Willard Carroll Smith, Sr, y de la administradora escolar, Caroline Bright.

El ahora actor, que nunca ha ocultado que no lo tuvo fácil cuando fue niño, reconoció que su padre era un hombre violento que incluso llegó a pegar a su madre delante de sus hijos. "Cuando tenía nueve años, vi como mi padre le pegaba un puñetazo a mi madre tan fuerte en el costado de su cabeza, que ella perdió el conocimiento. Vi cómo escupía sangre", relata en sus memorias.

Fueron tan duros los episodios que vivió Will Smith que, en la recta final de la vida de su progenitor, pensó en vengarse de él. “Una noche, mientras lo sacaba delicadamente de su dormitorio para llevarle al baño, una oscuridad se apoderó de mí. El camino entre las dos habitaciones pasa por la parte superior de las escaleras. Cuando era niño, siempre me dije a mí mismo que algún día vengaría a mi madre. Que cuando fuera lo suficientemente grande, cuando fuera lo suficientemente fuerte, cuando ya no fuera un cobarde, lo mataría", asegura el actor en el libro. Se dejó llevar por la cordura y no lo hizo.

"Era un alcohólico, pero siempre estuvo sobrio en cada uno de los estrenos de mis películas"

A pesar de todo lo que sufrió en su infancia, Will utiliza buenas palabras al hablar de su padre, quien falleció en noviembre de 2016. “Mi padre era violento, pero también estaba en cada partido, obra y recital. Era un alcohólico, pero siempre estuvo sobrio en cada uno de los estrenos de mis películas. Escuchó cada una de mis canciones. Visitó cada estudio", escribe sobre su padre, que se separó de su madre cuando el actor era adolescente.

Los pensamientos suicidas de Will Smith

Cuando tenía 13 años, la madre de Will, Caroline Bright, se fue de casa huyendo de la violencia en la que estaba sumergida. Una situación que el joven gestionó con el recurrente pensamiento de suicidarse con pastillas, cuenta en su biografía.

"Se fue a trabajar a la mañana siguiente y no volvió a casa. No fue muy lejos, solo a unas pocas manzanas de la casa de la abuela Gigi, pero el mensaje era claro: había terminado", revela el actor, que no lo hizo por varias razones aunque probablemente la principal fue su abuela. "Escuchaba a Gigi decir que suicidarse era un pecado", asegura el intérprete que tuvo pensamientos suicidas en otra ocasión.

Una mala gestión de la fama

Con tan solo 22 años, Smith, que se dio a conocer como el famoso rapero El príncipe de Bel-Air, tuvo que asumir una deuda de 2,8 millones de dólares por no pagar sus impuestos. Esta fue saldada mediante el embargo de parte de sus bienes e ingresos.

Las malas compañías no ayudaron a Will Smith en sus inicios. "Cuando eres un rapero de veinte años del centro de la ciudad de Filadelfia que acaba de ganar su primer millón de dólares, las únicas personas que pueden permitirse pasar el rato contigo son otros raperos, deportistas profesionales o traficantes de drogas. Yo elegí a los traficantes de drogas", cuenta Smith en su libro.

Tras este declive, la entonces novia de Will le animó a acudir al Show de Arsenio Hall, el late night de la época. Precisamente, allí conoció a Benny Medina, quién le propuso que conociera a Quincy Jones, productor de El príncipe de Bel-Air.

El cantante acudió a una fiesta del productor, le dio un guión y le dejó 10 minutos para preparar el papel. “Firmamos, nos sacamos una foto y tres semanas después estábamos grabando el piloto… Esta es la historia de cómo me convertí en El príncipe de Bel-Air'', cuenta el actor.

Desde entonces, el de Filadelfia se hizo mundialmente famoso con la popular serie, la cual se emitió entre 1990 y 1996. Además, empezó a encadenar taquillazos con las películas: Dos policías rebeldes, Independence Day o Men in Black, llegando a alcanzar más de 7 billones de euros de taquilla en todo el mundo, dos nominaciones a los Oscar (sin incluir esta de 2022) y más de 30 millones de discos vendidos. Se convirtió así el actor más rentable de la historia del cine.

Su paso por la cárcel

Uno de los momentos más oscuros y difíciles de la vida de Will Smith estuvo marcado por su ingreso en la cárcel, antes de saltar a la fama con El Príncipe de Bel Air. El motivo fue una fuerte discusión con William Hendricks.

El actor pasó la noche en una prisión de Filadelfia, y aseguró que no fue su culpa, alegando que uno de sus guardaespaldas golpeó a la víctima estando él delante.

Los problemas de Will Smith con el sexo

Los problemas con el sexo de Will Smith empezaron después de que tras su primera gira se enterase de que su primera pareja le había sido infiel, por lo que buscó una cura en el sexo.

"Necesitaba un alivio, pero no hay píldora para el desamor y he recurrido a remedios homeopáticos y a relaciones sexuales desenfrenadas", relata el actor, que tras este desengaño mantuvo relaciones con muchísimas mujeres.

"Tuve sexo con tantas mujeres y fue tan desagradable para de mi ser, que desarrollé una reacción psicosomática a tener un orgasmo. Podía literalmente tener arcadas y a veces incluso vomitaba", prosigue Smith, que buscaba desesperado una mujer que fuera la indicada para amarle.

La vida amorosa y familiar de Will Smith

Después de esa fase llegó al primera boda de Will Smith. Se casó con Sheree Zampino en 1992, de la que se separó tres años después tras un hijo en común, Willard Carroll Smith III, conocido como Trey, quien apareció en el vídeo musical de su padre para el sencillo de 1998, Just The Two Of Us.

En 1997 Will se casó con la actriz Jada Pinkett. Juntos han tenido dos hijos: Jaden Smith, de 23 años, su coestrella en las películas En busca de la felicidad y After Earth, y su hija, Willow Smith, de 21, con quien aparecía en el vídeo musical Black Suits Comin y, como su hija, en Soy leyenda.

La relación lleva 25 años pero, a pesar del apoyo mutuo, el intérprete de 53 años y la actriz de 50 aseguran que su relación empezó como monógama, "pero ahora ya no lo es”, ya que ambos tenían percepciones diferentes del matrimonio y la vida en pareja. Por ello, actualmente su fórmula del éxito es tener una relación abierta.

La realidad es que el matrimonio ha tenido que enfrentarse a muchos baches desde sus inicios, entre ellos, cuando Pinkett admitió públicamente en 2020 que fue infiel a Will Smith y que tuvo un romance con el cantante August Alsina cinco años atrás.

Jaden Smith quiso separarse legalmente de sus padres

Will Smith reveló que su hijo Jaden Smith pidió emanciparse cuando era menor de edad. La solicitud del joven se produjo después de que la pareja padre-hijo coprotagonizara la película de 2013 After Earth, que Will describió como "una taquilla abismal y un fracaso crítico".

"Y lo peor fue que Jaden recibió el golpe", escribe Smith en un extracto de sus memorias: "Jaden había hecho fielmente todo lo que yo le había ordenado que hiciera, y yo le hice sufrir la peor agresión pública que había experimentado en su vida", agregó.

El actor del Día de la Independencia explicó que su "corazón se rompió" cuando Jaden le pidió que se emancipara, una decisión que la estrella de hoy 23 años "finalmente decidió no realizar".

Actualmente, la relación entre ambos marcha viento en popa y así lo demuestra el actor en sus redes sociales, donde no solo apoya a su hijo en todos sus proyectos profesionales, sino que también comparte momentos de su infancia:

Un retiro espiritual alejado de los focos

La transitoria separación que Will Smithy su esposa Jada Pinkett Smith en 2011 fue un momento bastante duro para el actor, como confirma en su libro Will. En uno de los capítulos, recuerda la separación.

Fue ahí cuando Smith comenzó un viaje espiritual, en donde fue a visitar a un chamán para que lo ayudara con su situación, quien le dio un té de ayahuasca que provocó visiones y alucinaciones que lo "sacaron de la tierra": "Yo estaba flotando en el espacio exterior... estaba a trillones de años luz de la tierra".

Además, durante este viaje Smith señala que sintió a una "mujer invisible" a quien terminó llamando "Madre", y que sentía que "ella nunca la iba a dejar".

Posterior a la experiencia, el actor concluyó que todo eso podría ser un mal viaje para él y concluyó: "Si soy así de hermoso, no necesito las películas Nº1 para sentirme bien conmigo mismo. Si soy así de hermoso, no necesito discos de éxito para sentirme digno de amor. Si soy así de hermoso, no necesito que Jada ni nadie más me valide".

Smith regresó13 veces donde el chamán para tomar su té. Pero sus experiencias no han terminado ahí, ya que también ha ido a Trinidad, donde conoció a Michaela Bohem, especialista en sexualidad tántrica.

Te puede interesar