Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

GRABO VARIAS CONVERSACIONES EN CLASE

Un alumno logra que despidan a su profesora, harto de que les insultara en clase

"Llevo dando clases 10 años y ésta es la pregunta más estúpida que he escuchado nunca", fue la respuesta de la profesora cuando John interrumpió su explicación para exponer unas dudas. Harto del trato que recibían en clase, el joven decidió grabar los insultos de su profesora y mostrarlos a la dirección del instituto, que tomó cartas en el asunto, despidiendo a la docente.

Redacción | Madrid | Actualizado el 12/07/2018 a las 21:27 horas

Una clase con alumnos

Una clase con alumnos / Getty Images

John es un estudiante de instituto que consiguió el despido de una de sus profesoras tras dejarla en evidencia ante los altos cargos del centro. Se trataba de Mrs. Frank, una docente de álgebra, la asignatura que peor se le daba al estudiante. Más allá de ser incapaz de aprender con sus clases, John asegura que los comentarios negativos e insultos por parte de la profesora hacia sus alumnos no cesaban, según informa en una nota publicada en 'Reddit'.

Un día, el estudiante decidió poner fin a la actitud de Mrs. Frank. Ocurrió cuando éste interrumpió la explicación de la profesora para hacerle una pregunta sobre el contenido que exponía. "Llevo dando clases 10 años y ésta es la pregunta más estúpida que he escuchado nunca" fue la respuesta de la mujer, que fue recogida en la grabadora de John, al igual que el resto de insultos que lanzó durante varios días. Tras ello, la pregunta del alumno no fue respondida.

Ante el comentario, John acudió a los altos cargos del centro para mostrarles el material que pondría en evidencia a Mrs. Frank. Tras su escucha, decidieron citar a la profesora en la sala donde se encontraban.

"Cuando la cinta acabó, todos se miraron y el director me dijo: 'Creo que hemos oído todo lo que necesitábamos. Gracias.' y me echaron de la habitación", explica John. "La última vez que vi a Mrs. Frank fue saliendo de allí. A la semana siguiente volví a clase y ella no estaba."

De este modo, John consiguió acabar con el trabajo de la docente tras los insultos que lanzaba a sus alumnos, pues ningún otro colegio la ha vuelto a contratar. "Se estaba dejando en evidencia públicamente delante de las personas más importantes del distrito". Ante la acción, el alumno se ha convertido en un "santo" para sus compañeros, según expone en la nota.

Últimas Noticias