Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN A CORUÑA

Cárcel para el motorista que le enseñó los genitales a un policía y le dijo “sopla aquí”

Un hombre que circulaba en moto y se había saltado varios semáforos presentando signos de ebriedad, fue detenido por la Policía para realizarle un test de alcoholemia. El individuo, tras negarse en varias ocasiones, finalmente se bajó los pantalones y mostrándole los genitales a uno de los agentes les dijo: "Sopla aquí".

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 12/07/2018 a las 23:03 horas

Un agente realiza una prueba de alcoholemia

Un agente realiza una prueba de alcoholemia / EFE

Un hombre ha sido condenado por el Juzgado de lo Penal número 5 de A Coruña a 9 meses de cárcel y 15 sin carné de conducir por un incidente con los agentes de una patrulla de la Policía Local.

Los agentes vieron a un hombre con claros signos de ebriedad que se subía a una moto y prácticamente no podía mantener el equilibrio, así que le dieron el alto. Pero lejos de hacer caso a las órdenes de la policía, el hombre decidió darse a la fuga saltándose varios semáforos en rojo y superando los 100 km/h, más de lo permitido en las vías por las que conducía.

Pero debido al estado del conductor, perdió el equilibrio y cayó al suelo, donde pudieron retenerlo los agentes para realizarle un test de alcoholemia. Mientras esperaban al vehículo con el material necesario para realizar la prueba, el individuo amenazó a los agentes diciéndoles: "cuando esté libre, voy a por vosotros y os abro la cabeza".

Cuado llegó el coche para realizarle a la prueba de alcoholemia, el hombre se limitó a poner el aparato en la boca, pero no sopló. En ese momento los agentes le advirtieron de que si continuaba mostrando esa actitud sería denunciado, a lo que respondió bajándose los pantalones y mostrándole los genitales a los agentes al tiempo que decía: "Sopla aquí".

Pero eso no fue todo, los agentes le indicaron que si continuaba con esa actitud tendrían que llevarlo al juzgado, a lo que el hombre contestó: "Entonces también puede venir el juez a soplar aquí".

Últimas Noticias