Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

14 DÍAS SIN DESCANSO

Tras implantarle un pene biónico tiene que pasar medio mes con una erección

Andrew Wardle nació con una malformación que impidió que su cuerpo desarrollase un pene. A sus 44 años, se ha sometido a una cirugía constructiva para tener un miembro viril y poder llevar una vida normal. Eso sí, tras la operación, debe aguantar 14 días con una erección.

@europa_fm | Madrid | 09/02/2017

Andrew Wardle

Andrew Wardle / Agencias

Andrew Wardle, un británico de 44 años, nació sin pene. En realidad, el motivo de esta deformación es la enfermedad que padece, la extrofia vesical, que afecta a uno de cada 20 millones de hombres.

Andrew nació con una vejiga ectópica, es decir, desarrollada fuera del cuerpo. Tras varias operaciones, los médicos consiguieron ubicar la vejiga en su lugar y ahora es turno del pene. En breve, podrá tener relaciones sexuales por primera vez en su vida.

Su novia Fedra, una enfermera húngara a la que conoció en 2012, no supo de su enfermedad hasta 9 meses después de haberle conocido. La realidad es que tener esta pareja le salvó la vida, pues Andrew estaba deprimido debido a los problemas de su enfermedad.

Fue su hermana la que contactó con un médico de su infancia para que los ayudase a encontrar una solución: la cirugía constructiva.

Gracias a los cirujanos de la Universidad College de Londres, que le implantaron un pene biónico en una operación de tres fases, Andrew podrá llevar una vida más normal. Tras la operación, Andrew deberá aguantar una erección sin descanso durante 14 días.