Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

CIENCIA

Las mujeres conservan el ADN de sus parejas sexuales, según un estudio

¿Cómo puede ser posible que existan células masculinas dentro de órganos femeninos? Un grupo de investigadores se ha topado con esta disyuntiva y por eso han deducido que su origen podría estar en el coito. Es decir, que las mujeres conservan durante años el ADN de los que han sido sus parejas sexuales.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 06/03/2018 a las 10:36 horas

Las 10 mentiras del sexo que nos ha enseñado Hollywood

Las 10 mentiras del sexo que nos ha enseñado Hollywood / sexo-consejos.atresmedia.com

La investigación que ha llegado a esta conclusión buscaba saber en realidad si las mujeres que han tenido hijos varones son propensas a sufrir algún tipo de enfermedad neuronal.

Cuando los expertos se pusieron manos a la obra con el tema, se toparon con una presencia inesperada en el cerebro femenino. En concreto, lo que descubrieron fueron rasgos de microquimerismo masculino en el 63% de los cerebros femeninos.

El microquimerismo en la presencia de un pequeño número de células de otro individuo en tu cuerpo. Un ejemplo clásico y fácil de entender son las células que conserva la madre una vez ha nacido su bebé.

Pues bien, según la Universidad de Seattle, en colaboración con el Centro Fred Hutchinson para la Investigación del Cáncer, este ADN masculino que está presente en órganos femeninos no proviene de sus padres biológicos ni de sus hijos varones, ya que algunas de las mujeres investigadas que portaban estas células nunca se habían quedado embarazadas.

Por este motivo, ante la ignorancia del origen de estas células, los investigadores propusieron cinco posibles causas: abortos, un gemelo masculino que desapareció en el viente materno, la transferencia de genes de un hermano mayor, una transfusión sanguínea y el coito.

Así, que este ADN provenga de parejas sexuales pasadas es una posibilidad a valorar, aunque todavía no hay estudios concluyentes hasta el momento.

Últimas Noticias